Clínica Ricardo Palma: La historia detrás los hermanos que causaron la explosión

Hermanos sentían que su madre había muerto por negligencia y llevaron a cabo el atentado

(Foto: Captura/Video: Cuarto Poder)

Al inicio se pensó que la explosión ocurrida el pasado martes por la mañana en la Clínica Ricardo Palma en San Isidro había sido un accidente. Pero mientras los heridos eran evacuados, dos cuerpos yacían muy malheridos en el suelo. Se trataba de los hermanos Claudia y Lénin Benites, quienes decidieron volar la clínica donde años antes su madre, Victoria Aguirre Oviedo, había muerto víctima de un tumor cerebral que no habría sido diagnosticado a tiempo por la clínica. Ahora ambos enfrentan la muerte.

Victoria Aguirre solo se atendía en la clínica Ricardo Palma por constantes y agudos dolores de cabeza. Por años solo fue tratada como si se tratara de migraña y en los tiempos finales empezaba a presentar descoordinación e inestabilidad, pero una resonancia magnética arrojó que un enorme tumor había estado creciendo en su cerebro.

LEEClínica Ricardo Palma: mujer que causó explosión fue denunciada por estafa [VIDEO]

Finalmente, Victoria murió postrada tras años de dolor que, según su familia, pudieron evitarse si hubiese existido un diagnóstico certero de la clínica. La partida de la mujer se llevó la alegría de su esposo y de sus hijos, quienes se enfrascaron en una durísima batalla legal para demostrar que fue víctima de negligencia por parte de la Ricardo Palma.  

El hermano mayor de Claudia y Lénin, Percy, y su tío intentaban encontrar las pruebas para demostrar en los tribunales que sus sospechas de una suepuesta negligencia de la clínica era cierta. Casi 3 años después, Indecopi y la superintendencia de salud les dieron la razón y sancionaron con 91 UIT a la clínica Ricardo Palma por no realizar a Victoria los exámenes y evaluaciones a tiempo, por no brindar tratamiento a la hipertensión endocraneana que padecía, por no brindar un adecuado cuidado postoperatorio y por incluir datos erróneos en la historia clínica de la paciente.

Sin embargo, en la denuncia civil por daños, el expediente se perdió, y en lo penal, hubo una demora tan grande que el caso prescribió. Percy contactó a la prensa para tratar el caso, pero sus hermanos planificaron en silencio tomar la justicia por sus manos y el pasado martes por la mañana salieron de su casa con unas mochilas llenas de pólvora y pirotécnicos, llegaron hasta la clínica, y cuando estuvieron en el sótano, desataron el caos.

El saldo fue más de 20 heridos, vehículos destrozados y consultorios dañados. La Policía encontró hasta dos envases con bencina. Aparentemente, después de la explosión, los hermanos querían quemar el laboratorio.

Ahora Claudia y Lénin Benites son atendidos en la Clínica Ricardo Palma, su estado es crítico y ambos permanecen en cuidados intensivos.