Chinchero: los cuestionamientos en torno al megaproyecto que no despega

De las 365 hectáreas de extensión que tiene el terreno solo se ha avanzado con el 5% de la obra

Chinchero: los cuestionamientos en torno al megaproyecto que no despega

Chinchero en la mira. Foto: América TV

El terreno donde se construirá el aeropuerto de Chinchero, en Cusco, está a  más de 3,700 metros sobre el nivel del mar y tiene 365 hectáreas de extención, de las cuales solo se ha avanzado con el 5%.

Se ha discutido en las últimas semanas respecto de la viabilidad del proyecto en una zona compleja en términos geográficos.

Ubicada a una hora de la ciudad del Cusco, Chinchero, uno de los siete distritos de la provincia del Urubamba aguarda por la construcción de este complejo aéreo que tiene en espera más de 40 años.

Está en una zona rodeada de montañas de mediana altitud y de lagunas y humedales.

Entre estas, una de las más importantes es la laguna de Piuray, que tiene una función vital para los cuzqueños. Esta abastece de agua al 50% de los ciudadanos del Cusco.

El general FAP, Alberto Thondike, sostiene que las condiciones geográficas descritas hacen inviable la operación en Chinchero.

Considera que los cerros que la circundan complicaría el despegue de los aviones. Estos tendrían que levantar vuelo con una carga menor a su máxima capacidad.

Esto no sería rentable y nada más estar en el aire se toparía con un serio problema.

Otro detalle no menor es que la característica del suelo de Chinchero es que reposa en agua. Está emplazado en una laguna y el suelo y subsuelo está sometido a deterioro.

En 2017, la Contraloría hizo una auditoría de los estudios de viabilidad que hizo la consultora Advance Logistic Group (española) y encontró insuficiencias.

La empresa solo se limitó a recopilar información de estudios hechos en décadas pasadas. 

La Contraloría encontró que no hubo estudios meteorológicos necesarios para determinar la orientación de la pista de aterrizaje.

El Ministerio de Transportes no ha respondido si es que las observaciones hechas por Contraloría fueron levantadas.

Para el movimiento de tierras y el sistema de luces en la pista 34 en la explanada, el Estado ha contratado a la empresa Altesa por 34 millones de soles.

Sin embargo, en diciembre de 2018, Contraloría emitió un informe donde alertaba al MTC que Altesa presentaba personal a cargo de la obra que no cumplía con la experiencia requerida.

También mencionó deficiencias en el expediente técnico que podría generar deficiencias en la licitación pública.

Además, la empresa Altesa es mencionada en la disposición 18 del caso Club de la Construcción. Pero no es una investigada.

La problemática de Chinchero tiene varios ángulos y no se remite solo a las indagaciones fiscales. El proyecto ya está en marcha, pero no se tiene la certeza de que este llegará a buen puerto con tales antecedentes.

LEE TAMBIÉN: Excontralor Fuad Khoury participó de la sesión de Fiscalización por caso Chinchero