Canadiense desaparecida: diarios describen presuntas agresiones de Cristopher Franz

Los padres de la desaparecida Kimberlee Kasatkin hallaron los cuadernos en cajas en el sótano de su vivienda en Canadá

Kimberlee Kasatkin, desaparecida desde fines de 2016. Foto: captura de TV

“Fui golpeada peor que nunca”, “Patea como si fuera un pedazo de basura”, “¿Qué pasa si termina matándome?”, estas son algunas de las frases que Kimberlee Kasatkin, la ciudadana canadiense desaparecida desde hace un año, escribió sobre su pareja, el peruano Cristopher Franz Bettochi, en sus diarios más íntimos.

De puño y letra, Kimberlee Kasatkin, a quien la Policía busca sin éxito desde noviembre del 2016, detalló en estos diarios, terribles pasajes de violencia de su relación de pareja con el médico peruano Cristopher Franz Bettochi, hoy preso en el penal de Castro Castro sindicado por la justicia de ser el presunto responsable del delito de feminicidio

LEECaso Kasatkin: esta es la carta del sospechoso de la desaparición de la canadiense

Los diarios fueron escritos por la ciudadana canadiense entre el 2011 y el 2012, años en que ella y Cristopher Franz Bettochi, el padre de sus dos hijos, dejaron Canadá para irse a vivir a Uganda, África, donde ambos realizaron trabajos de ayuda social: Cristopher, como médico, y, Kimberlee, como acupunturista. 

Estos cuadernos fueron encontrados en unas cajas, en el sótano de la casa de los padres de Kim, en Canadá. Ellos trajeron los diarios a Lima y los presentaron ante la Fiscalía como prueba del supuesto maltrato físico y psicológico al que aparentemente fue sometida Kimberlee durante su relación con el principal sospechoso de su desaparición: Cristopher Franz Bettochi.

África 13 de agosto 2011, escribe Kimberlee en uno de sus diarios: “Fui golpeada peor que nunca. Golpeada tantas veces que perdí la cuenta. Nariz sangrante, labio hinchado, ojo negro del puñetazo que me dio hasta la nariz”.

“Mejilla magullada, mi cabeza está cubierta con tantos golpes y hematomas. Nunca había experimentado tanta brutalidad en mi vida”, se lee.

LEECanadiense desaparecida: dictan prisión preventiva contra su esposo

Kimberlee Kasatkin conoció a Cristopher Franz Bettochi en Canadá. Al tener a su primer hijo, la pareja se mudó a Lima. La relación que ambos tenían era tormentosa. Kimberlee, de pronto, desapareció en noviembre del 2016. Cristopher no le avisó a la familia de Kim y, muy por el contrario, fue, de inmediato, a registrar una denuncia por abandono de hogar. 

Ahora se sabe que Kim tenía pensado separarse de Cristopher para reiniciar una nueva vida con sus dos hijos. Después de un año y cuatro meses, ¿dónde está Kim? 

Para Cristopher Franz Bettochi, Kimberlee Kasatkin simplemente abandonó a sus dos hijos para irse lejos de casa. La defensa legal del médico sostiene que quizá ella esté en Iquitos, la ciudad donde, se supone, deseaba vivir.

Lo extraño del caso es que, desde su desaparición, ella no registra salidas del Perú, no hay movimientos bancarios en sus cuentas y su celular dejó de funcionar. 

4 de enero de 2012, Kimberlee escribe lo siguiente es sus diarios:
“¡Estoy asustada! ¿Qué pasa si Christopher realmente me lastima un día? ¡Me aborrece tanto que le molesta cada uno de mis movimientos! A veces, hasta como mastico mi comida le jode. ¿Qué pasa si revienta y en realidad, realmente me lastima?

Él golpea, abofetea, mete puñetazos, patea como si fuera un pedazo de mierda, de basura de la calle”.

La situación legal de Cristopher Franz Bettochi se complicó en febrero del año pasado cuando la Policía tuvo acceso a las cámaras de seguridad del edificio de Miraflores donde vivía la joven pareja y vio cómo, el mismo día en que Kim desapareció, el médico peruano arrastraba hacia su auto un pesado bulto. 

Para los investigadores, dentro de ese bolso, habría estado el cuerpo de Kimberlee Kasatkin. En su defensa, Franz Bettochi sostiene que aquel día lo único que trasladó fue equipos para acampar.

En sus diarios más íntimos, el 10 de marzo 2012, Kim narró el siguiente episodio: “Terminé en el baño con su mano alrededor de mi garganta. Él me saca la mierda mental y físicamente”.

30 de junio de 2012:  “Él me agarra, me empuja, me arroja cosas, me ahorca, se ríe de mí, se burla de mí”.

Ha pasado un año y cuatro meses desde la desaparición de Kimberlee Kasatkin y hasta hoy ni siquiera hay fecha para el inicio de un juicio que podría aclarar qué pasó realmente en este caso. 

El Poder Judicial dictó para Cristopher Franz Bettochi nueve meses de prisión preventiva, una medida que, este año, fue ampliada por nueve meses más. El médico peruano sigue recluido en el penal Castro Castro. 

Asegura ser inocente de los cargos de feminicidio que la justicia le imputa. Y es que sin cuerpo, no hay delito. Mientras tanto los padres de Kim siguen inmersos en una pesadilla, en una vida partida entre Canadá y Perú.  

LEEAparecen fotografías de agresiones a canadiense desaparecida

El marzo último especialistas del Ministerio Público y peritos de la Policía Nacional encontraron restos óseos en un descampado del asentamiento humano 15 de Enero, en Chilca. Se halló cráneo y huesos que estaban envueltos en una tela desgastada y enterrados en la arena. Se pensó que era Kimberlee Kasatkin, pero la prueba de ADN arrojó negativo. Eran restos de otra persona.

Cuarto Poder se comunicó sin éxito con la defensa de Cristopher Franz Bettochi para mostrarle los diarios. Aquí hay dos familias enfrentadas y, en medio, dos niños, con un padre en la cárcel y una madre hasta hoy desparecida.