Brian Camps volvió esta semana al Perú y responderá por casos de narcotráfico

Era uno de los hombres de confianza de Gerald Oropeza, el narco que ahora está en prisión 

Brian Camps volvió esta semana al Perú y responderá por casos de narcotráfico

Brian Camps, tesorero de Gerald Oropeza. Foto: Cuarto Poder

Uno de los casos más impactantes ligados al narcotráfico vuelve a cobrar actualidad. Se trata de los sucesos relacionados con Gerard Oropeza, el llamado Tony Montana peruano, cuya vida de lujo y excesos llamó la atención de la policía a partir de una serie de hechos que convirtieron a Lima en escenario de una película de gángsters.

Con un flaco y disminuido Oropeza tras las rejas a esta crónica de narcotráfico le faltaba un personaje principal. Y este personaje es el llamado cajero de una banda que tenia conexiones con la mafia italiana.

Se trata de Brian Camps, un trujillano de ahora 29 años que tiene un papel protagónico en esta historia que ha involucrado a la policía de varios países. Esta semana el recapturado personaje fue traído al Peru luego de un proceso de extradición.  

Brian Camps arribó el viernes a las 7:38 de la noche en el vuelo 480 de air France con rostro adusto y avergonzado, y acompañado por agentes de Interpol, pasó por el módulo de Migraciones. Luego fue chequeado en Requisitorias y después fue revisado en medicina legal. Finalmente fue conducido a la división de Migraciones en la avenida Canadá.

 A Brian Camps se le imputa haber sido el encargado de trasladar o importar gran cantidad de dinero al Perú desde Europa para entregárselo a Gerardo Oropeza. Según la fiscalía, Camps está implicado en el traslado de cien mil euros destinados a financiar el envío de drogas al italiano Salvatore Zazou, alias 'Zazá'.

Este joven que dominaba algunas lenguas europeas habría sido el enlace de Oropeza con los carteles de la droga en Italia. En varios audios Gerard Oropeza lo menciona
como encargado de viajar a diferentes países para recoger el dinero producto de la venta de droga.

Según las investigaciones de las autoridades, la organización criminal liderada por Gerald Oropeza operaba desde el 2014 dedicada al tráfico ilícito de drogas y era integrada por ciudadanos peruanos, colombianos e italianos. 

Sus operaciones consistían en el acopio y el transporte de la droga bajo la modalidad del gancho ciego o preñado. Es decir transportaban la mercancía ilícita en contenedores que eran exportados por vía marítima hacia diferentes destinos en América y Europa.

El pedido de extradición fue formulado en junio del 2015. Y el 13 de agosto del mismo año Brian Camps fue detenido en un lujoso hotel en Italia. El susodicho había cometido el error de registrarse con su nombre verdadero. 

Entonces la policía de Nápoles inició un operativo para la inmediata captura. Estaba acompañado por una modelo trujillana que fue liberada horas después. 

Después de dos meses de reclusión en el país europeo, el supuesto integrante de la banda de Oropeza fue liberado por errores de procedimiento de las autoridades peruanas.

Finalmente en diciembre del 2017 este personaje fue capturado en Holanda. Y su extradición se hizo efectiva recién esta semana. 

Se trata de una extradición de suma importancia que permitirá conocer nuevos hechos y enlaces de una de las bandas de narcotrafico peruanas que más ha dado que hablar durante los últimos años, una banda involucrada en atentados y crímenes por ajustes de cuentas y cuyos tentáculos llegaron muy lejos. 

Una banda que encumbró a chicos de barrio a la calidad de ostentosos magnates gracias al dinero mal habido, historias que siempre terminan muy mal.

LEECaso Oropeza: Brian Camps llegó a Perú tras ser extraditado de Holanda

LEEGerson Gálvez 'Caracol' fue condenado a 35 años de cárcel