Barrios Altos sería la zona más afectada si se registrara un terremoto en Lima

Las Fuerzas Armadas han creado grupos especiales de búsqueda y rescate en caso de desastres naturales

Barrios Altos sería la zona más afectadas tras un terremoto. Foto: Captura de TV

Acababan de concluir un simulacro por los 32 años del terremoto que azotó ciudad de México cuando la naturaleza volvió a recordarles lo vulnerables que son ante un sismo. Como si la misma tierra respirara, 7.1 grados en la escala de Ritcher, por el momento más de 300 muertos ha dejado este terremoto. Los mexicanos recordarán el martes 19 de setiembre como el día que se develó la informalidad en su sistema de construcciones.

Decenas de personas quedaron sepultadas en los escombros, aparecían videos de terror. Edificios colapsando minutos después del movimiento. El silencio era el mejor plan para rescatar a quienes estaban atrapados en los escombros.

LEEMéxico: un nuevo sismo de 5.8 grados sacudió Chiapas este domingo

México a pesar de todo algo aprendió del terremoto de 1985, ahora cuentan con alertas tempranas de sismos, con algunas edificaciones que soportan estos movimientos, pero siempre habrá quien prefiera el riesgo y la construcción informal antes que la profesional, una escena que en el Perú es moneda común.

De México a Lima. Barrios Altos tiene uno de los mejores suelos de la ciudad, pero el peor de los mantenimientos en casa, lo que parece escenografía de una película antigua o de terror, aún es el techo de 90 familias.

Según Indeci, Barrios Altos sería la zona más afectada tras un terremoto, lo que mata aquí no es que estas casas sean de barro sino el abandono en el reforzamiento de la infraestructura. El 40% de las casas en todo el país es de adobe y muchas de ellas, como las de Barrios Altos, no pueden ser reconstruidas porque se encuentran en lugares declarados patrimonio histórico.

Ante eso, investigadores de la PUCP inventaron un método de reforzamiento para que las viviendas puedan soportar terremotos de gran magnitud utilizando algo tan sencillo como las drizas. Estas drizas las amarran y cubren por completo la vivienda. 

“Una construcción de adobe ya está demostrado si no tiene refuerzo colapsa, una construcción de adobe reforzado con esto prácticamente ya no hay posibilidad que se separe, su forma se mantendrá sea cual sea la intensidad del sismo que lo afecte”, sostiene el ingeniero, Daniel Torrealba.

LEETerremoto en México: aumentó a 318 el número de fallecidos

Ya hay un proyecto para que el Estado difunda este método que puede salvar muchas casas y familias. En la actualidad una persona no muere por un desastre natural, sino por la desastrosa construcción que se atrevieron a levantar en suelos como estos.

Doña Celestina vive hace 40 años en los cerros de Independencia. Ella decidió darle a cada uno de sus 4 hijos un piso para que vivieran, sin importar que la casa ni siquiera fue diseñada para soportar el peso de una familia.

Esta es la ley de “un hermano en cada piso” y donde se encuentra hasta en lo más alto del cerro una mezcladora de cemento, un maestro de obra, pero más difícilmente la decisión de contar con la opinión profesional de un ingeniero.

Últimamente hay mucho miedo por el posible colapso de una casa ante un terremoto. Para los ingenieros especialistas en suelos, en la actualidad, las casas y edificios bien hechos, sin importar la magnitud del sismo, no tienen por qué desplomarse.

Pero si la desgracia es extraordinaria hay que tener en claro que durante las primeras 24 horas nadie lo podrá ayudar. Las líneas telefónicas y carreteras colapsarán, los primeros en llegar a las zonas más golpeadas serán las Fuerzas Armadas.

LEERecomendaciones para actuar frente a un terremoto de gran magnitud en el Perú

Tras el Fenómeno El Niño, la Marina de Guerra, la Fuerza Aérea y el Ejército han creado grupos especiales de búsqueda y rescate en caso de desastres naturales, con equipos de reconocimiento para encontrar personas hasta en los lugares más complicados de acceder. Vehículos anfibios y 4×4 son los únicos que podrán llegar de manera inmediata a la emergencia, con la ayuda primaria que Defensa Civil pueda proporcionar de sus 22 almacenes a nivel nacional.

La prevención es clave. Los simulacros ya no deben ser tomados a la broma. Esos ensayos pueden salvar tu vida. Indeci ha programado para el viernes 13 de octubre un simulacro nocturno de sismo y tsunami, donde también participará el grupo Usar, bomberos especializados en rescate por derrumbes. No esperemos más tragedias para entender que salvarnos de un terremoto no es solo una cuestión de fe.