Barranca: pobladores se enfrentaron a la Policía por muerte de niña

Mostraron carteles y lanzaron piedras contra las sedes del Estado. El implicado, Julio César Aquino Giraldo está detenido

Barranca: pobladores se enfrentaron a la Policía por muerte de niña

La víctima desapareció hace dos días. América Noticias

Un grupo de pobladores se dirigió a la Comisaría de Barranca, para protestar frente al reciente hallazgo de una niña que fue reportada como desaparecida y que fue hallada muerta en un canal de regadío.

Los manifestantes lanzaron piedras contra la dependencia policial y denunciaron la falta de acción de la Policía. Ante ello, los agentes lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar a los pobladores.

LEE: Barranca: hallan muerta a niña de 10 años que había desaparecido el sábado

El comandante de la comisaría de Barranca informó que Julio César Aquino Giraldo, detenido por la muerte de la niña, no se encuentra en aquella dependencia policial y que el caso está cargo de Puerto Supe.

Momentos antes, con carteles en mano, un grupo de personas llegó hasta la sede del Poder Judicial de Barranca para protestar por la muerte de una menor de diez años, quien estuvo desaparecida por tres días. Su cuerpo fue encontrado en un canal de regadío con signos de haber sido golpeada brutalmente.

La protesta de la gente provocó enfrentamientos con efectivos policiales que se encuentran custodiando el recinto judicial, hasta donde será trasladado Julio César Aquino Giraldo (21), principal sospechoso de haber cometido el crimen. 

Para dar con el sujeto, la Policía le realizó un seguimiento. Él se habría comunicado con una amiga de una red social para comentarle que conocía al asesino de la pequeña y tras entrar en contradicciones, se dispuso su detención para las investigaciones. Se presume que otras dos personas más estarían involucradas.

Los hechos

Durante tres días, familiares y vecinos buscaron por las calles de Supe Puerto a la pequeña Yarumi, de 10 años, quien había desaparecido desde el sábado pasado. Los padres de la menor, Celedonio Mata y Gloria Páucar, llegaron a un fundo agrícola en la zona llamada Repartición, donde encontraron el cadáver en un canal de regadío con signos de haber sigo golpeada.