Balacera en el Rímac: este es nuestro homenaje a los dos valerosos policías caídos

José Luis Pacheco Paredes y Javier Alonso Chaupis Lezameta dieron su vida por la seguridad de todos

Balacera en el Rímac: este es nuestro homenaje a los dos valerosos policías caídos

Dejaron sus vidas por dar batalla contra la desmedida delincuencia

Dejaron sus vidas por dar batalla contra la desmedida delincuencia que se apodera de las calles. Un doble deceso que estruja el corazón de la familia policial. El suboficial brigadier José Luis Pacheco Paredes y el suboficial técnico de primera Javier Alonso Chaupis Lezameta fueron asesinados por unos delincuentes.

Antes el terrorismo, hoy la demencial delincuencia en la ciudad, un crimen que motiva a sus compañeros a entonar con mayor ahínco el himno policial que nos cuenta que siempre habrá un policía, presto a servir, listo a morir por el Perú.

Pacheco de 52 años, el hombre amable y sonriente, amigo de los hombres de prensa, ya que años atrás en su día de franco trasladaba en su moto a los periodistas de la desaparecida radio CPN.

Siempre con su inseparable moto, laboraba en Seguridad del Estado y actualmente escolta del ministerio de Agricultura. A Pachequito le dispararon cuando intervino a los dos delincuentes que iba en una moto por el Rímac.

Javier Alonso Chaupis Lezameta tenía 48 años, y estaba con su esposa también policía. El intrépido agente vio a Pacheco en desventaja y entró en acción, entregó su vida por salvar a un colega, estuvo vivo por varios minutos esperando por ayuda.

Policía preocupado por especializarse, siempre estuvo participando de cursos y motivando a sus compañeros para que crezcan profesionalmente. Vivía enamorado de su esposa, testigo de su crimen, trabajaban en el Hospital Policial Leguía.

CONOCE MÁS | Balacera en el Rímac: dos policías fallecieron tras enfrentamiento con delincuentes

CONOCE MÁS | PNP tras balacera en el Rímac: murió uno de los sospechosos de asesinar a dos policías