Así se vive el verano en pandemia

Las solicitudes para aprender el deporte de la tabla se han incrementado de manera sospechosa en las últimas semanas

Foto: Cuarto Poder

En el mar la vida es más sabrosa, decían. Pero este 2021 en medio de la COVID-19 nos toca vivir un verano sin playa. Pero hay irresponsables que hacen lo posible por burlar la ley.

Veranear se convirtió en una actividad perseguida. Ni siquiera quienes viven frente al mar deberían acceder a la zona de arena.

Sin embargo, tablistas y otros atletas náuticos sí están autorizados y lo más singular es que pueden ingresar al mar.

Esto ha encendido la indignación de algunos peruanos que se aferran a la tabla de salvación del surf, sin importar que la anatomía poco atlética los delate.

Las solicitudes para aprender el deporte de la tabla se han incrementado de manera sospechosa en las últimas semanas.

Pero hay otro tema. En un recorrido por playas como Punta Roquitas y Makaha, se pudo ver a algunos tablistas que no usaban mascarillas en la franja de playa.

Esos son los candidatos a surfear la segunda ola.

La autorización a los surfers a usar libremente el mar no ha contemplado que muchos se agrupan y no guardan la debida distancia. 

Hoy domingo, la municipalidad de Miraflores realizó un operativo para ver a cuántos tablistas bamba se sorprendía. En las playas de Chorrillos, la vigencia es máxima, mientras que Agua Dulce parecía un campo minado.

ETIQUETAS: