Alberto Fujimori: ¿es la prisión domiciliaria una ley con nombre propio?

Esta semana el Congreso aprobó en tiempo récord una ley que beneficiaría al expresidente Alberto Fujimori  

La propuesta fue presentada 48 horas antes por la congresista fujimorista Yeni Vilcatoma. (Foto: Captura/Video: Cuarto Poder)

El pasado jueves, Fuerza Popular aprobó con rapidez un proyecto sobre la modalidad de ejecución humanitaria de la pena, iniciativa que beneficiara con una libertad vigilada a personas mayores de 65 años que hayan cumplido un tercio de su condena. Una ley que, para muchos, beneficiaría a Alberto Fujimori. La propuesta fue presentada 48 horas antes por la congresista fujimorista Yeni Vilcatoma.

La discusión en el hemiciclo no estuvo exenta de pinceladas y puyazos que por momentos hicieron, incluso, alusión a los comicios municipales y regionales, elecciones en las que Fuerza Popular no tuvo el resultado esperado. El punto álgido de la jornada llegó cuando se puso en evidencia una aparente manipulación del documento que consignaba el acuerdo en Junta de Portavoces, pues para que el proyecto de Vilcatoma pasara a debate en la representación nacional sin parada previa en la comisión de justicia, necesitaba 3/5 del número total de congresistas. Es decir, 78 legisladores, numero representado con las firmas de sus voceros. Las firmas fueron de Mauricio Mulder, del Apra, de Alejandra Aramayo, de fuerza popular y de Jorge Meléndez, de Peruanos por el Kambio. Juan Sheput anunció el retiro de la bancada oficialista del acuerdo.

Luego del retroceso de los pepekausas, apareció un nuevo documento con la firma incluida de Richard Acuña, de Alianza para el Progreso. Acuña estaba de licencia, es decir, no piso palacio legislativo ese día. Ante esto, el vocero titular de APP, César Vásquez, solicitó que la firma de acuña también sea retirada.

¿Qué cosas incluye el proyecto de Yeni Vilcatoma, señalado como una ley con nombre propio? Por ejemplo, que los beneficiados deberán usar un dispositivo de vigilancia electrónico y podrán permanecer en un radio de acción y desplazamiento circunscrito a la provincia donde residen. Además, contempla a mayores de 70 años que presenten enfermedad grave o crónica confirmada por el médico legista. Finalmente, y probablemente el punto que más se acomode a la situación actual de Alberto Fujimori, la norma beneficiara a adultos mayores de 75 años que hayan cumplido un tercio de su condena.

De otro lado, los que no podrán acceder a esta gracia serán los condenados por terrorismo, sicariato, traición a la patria, feminicidio, delitos contra la libertad sexual, tráfico ilícito de drogas agravada y organización criminal, así como los que cumplen cadena perpetua.

Mientras faltaban palabras para enumerar los contras al proyecto, un movimiento a parte se observaba en las curules del Congreso. Reunión de miembros de Fuerza Popular, por un lado, reunión de disidentes cercanos al desaforado Kenji Fujimori por el otro. Incluso, conversaciones conjuntas entre bancadas. Todo enmarcado en llamadas de atención que por momentos lanzaba desde el sillón de la mesa, Daniel Salaverry, o con improvisados carteles expuestos por los padres de la patria.

Acabado el rol de oradores, se llamó a asistencia para votar una cuestión previa y que el proyecto retornara a Comisión de Justicia. Desestimado el pedido, se procedió con la votación principal en medio del barullo generalizado. Algunos decidieron abandonar el hemiciclo.

Finalmente, 54 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones cerraron la sesión con una victoria fujimorista. Terminada la sesión, el presidente del Congreso salió raudo. Minutos después, se preparaban micros y afinaban escenarios para aclarar cuestionamientos. Lo cierto es que el cuestionamiento a la manera en cómo se procedió con el proyecto de Vilcatoma para llegar al Pleno del Congreso es lo que ahora someterá a Salaverry a una moción de censura presentada por todas las bancadas a excepción de Fuerza Popular y el Apra.

El presidente Vizcarra tiene quince días para promulgar u observar la ley Vilcatoma. De observarla, tendrá que devolverla al congreso que tiene la facultad de aprobarla por insistencia como ha pasado con otros casos. Lo más probable es que la bancada mayoritaria persista en su propósito, pero eso formara parte de otra historia.

LEESalaverry: Si la Mesa Directiva es censurada, el único beneficiado sería Chávarry [VIDEO]

LEECaso cócteles: testimonio exclusivo de Patrizia Coppero, investigada por aportes [VIDEO]