Alberto Fujimori regresó al penal de Barbadillo en la Diroes

Keiko Fujimori informó que prueba de antígeno de COVID-19 que se le realizó a su padre salió negativa

Alberto Fujimori.

ACTUALIZACIÓN

El expresidente Alberto Fujimori regresó al penal de Barbadillo en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional, luego de permanecer internado en una clínica desde la noche del viernes tras presentar problemas respiratorios.

Así lo confirmó Keiko Fujimori en su cuenta de Twitter, tras indicar que la prueba antígena de descarte de COVID-19 que le realizaron salió negativa.

“Con el resultado negativo de la prueba antígena de ayer (viernes), mi padre está regresando esta tarde (sábado) a la Diroes. Estamos a la espera de los resultados de todos sus exámenes y de la prueba molecular”, aseveró la Fujimori en la red social.

NOTA PREVIA

El expresidente Alberto Fujimori fue internado en la Clínica Centenario del distrito de Pueblo Libre por presentar baja saturación en sus niveles de oxígeno.

El exmandatario había llegado por un chequeo de rutina, pero decidieron mantenerlo en la clínica tras presentar baja saturación de oxígeno.

Keiko Fujimori señaló que su padre presenta problemas de salud desde hace varios días y dormía con oxígeno en el penal de Barbadillo.

Agregó que la prueba de antígeno de detección de COVID-19 que se le realizó el viernes a su padre salió negativa.

Hace dos semanas, el Tribunal Constitucional declaró improcedente el pedido de sus hijos Sachi y Hiro para que se libere a Alberto Fujimori por un riesgo de contagiarse de COVID-19 en el Penal Barbadillo, donde cumple una pena de 25 años de cárcel.