El Agustino: Realizan pruebas de luminol en casa donde vivía niña cuyo cadáver fue calcinado

Peritos habrían encontrado rastros de sangre desde la habitación hasta el baño de la vivienda

Casa en El Agustino.

Representantes del Ministerio Público y peritos de Criminalística de la Policía Nacional realizaron una serie de pruebas para determinar las causas de la muerte de la menor de 5 años cuyo cuerpo calcinado fue hallado en una vivienda abandonada en San Juan de Lurigancho.

Los peritos llegaron la noche del miércoles hasta la casa donde vivía la menor en El Agustino. En el lugar se realizaron pruebas de luminol, pericias físicas y el escaneo del lugar.

Según los resultados de la necropsia, la menor tendría un golpe en la cabeza y se deberá determinar si su muerte fue a causa de un accidente o si alguien la golpeó.

El fiscal Ángel Cerquín indicó que se trata de un caso complejo en el que, entre otras cosas, se investiga si la niña fue quemada antes o después de su muerte. 

Añadió que la entrega del cadáver al padre demorará debido al estado del mismo. Señaló que se ha pedido la prueba de ADN y una pericia antropológica. 

Según el abogado Carlos Oscurina, quien asesora al padre de la menor, los peritos habrían encontrado rastros de sangre desde la habitación hasta el baño de la casa, evidencia que se habría intentado borrar. Los fiscales hallaron en el lugar prendas de la niña y un cuchillo.

De otro lado, la madre de la niña identificada como Kelly Rojas, acusada de haber matado y quemado el cuerpo junto a su pareja, se encuentra internada en un hospital con el 80 % de su cuerpo quemado. A ella también se le deberán realizar pericias científicas.