Chicago Cubs: la maldición de la cabra que terminó en la Serie Mundial 2016

Foto:

Esta era una de las historias más populares en el béisbol

Tuvieron que pasar 108 años antes que los Cubs de Chicago llegaron a su gran sueño y objetivo de conquistar la corona de la Serie Mundial y esta vez lo lograron por la puerta grande.

Nada menos que tras remontar una desventaja de 1-3 en la serie al mejor de siete que disputaron ante los Indios de Cleveland y los dos últimos triunfos conseguidos de visitantes. Toda una gesta deportiva que se enmarcó en la épica y también reflejó el sinónimo de sufrimiento al que los Cubs tenían acostumbrados a sus seguidores.

Los Cubs pusieron fin a la sequía más prolongada en el béisbol de las Grandes Ligas al vencer 8-7 a los Indios en 10 entradas. Todas esas maldiciones, supersticiones y fiascos quedaron archivadas cuando el equipo de Joe Maddon no se vino abajo al hilvanar tres victorias consecutivas para completar la remontada (4-3).

¿La maldición de la cabra?

El deporte tiene todo tipo de supersticiones y una de ellas se relacionaba a los Cubs. Lo que pasó fue que  un día de 1945, el 6 de octubre concretamente, William Sianis, fanático seguidor de los Chicago Cubs, salió de su taberna rumbo al estadio Wrigley Field. 

Murphy no iba solo, llevó a su mascota. Sin embargo, cuando llegó a la entrada del recinto, a Murphy le negaron el acceso. "No hay quien aguante su olor", trató de justificar sin éxito el taquillero. La explicación desató la cólera de Sianis, para quien su cabra, su amuleto, no era negociable. "Los Cubs no volverán a ganar un campeonato", fue el enfurecido sortilegio que dejó como legado aquel tabernero de Chicago. Y que anoche, varios años después terminó.

Deja un comentario