Canelo Álvarez venció a Golovkin y es el nuevo campeón de peso mediano

Canelo Álvarez venció a Golovkin y es el nuevo campeón de peso mediano
Revive aquí algunos pasajes de la pelea (Video: YouTube Boxeo al Máximo)

La pelea se desarrolló en el T-Mobile Arena de Las Vegas

México se plantó en Las Vegas y Saúl "Canelo" Álvarez cumplió con los miles de compatriotas que se presentaron en el T-Mobile Arena al convertirse en el nuevo campeón mundial de los pesos medianos por decisión mayoritaria frente al kazajo Gennady Golovkin.

Álvarez dominó la pelea en los primeros asaltos y logró contener a su oponente en la segunda parte del combate para hacerse con el triunfo a los puntos con tarjetas de 115-113, 115-113 y 114-114 para llevarse a su país los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Internacional de Boxeo (OIB).

"Yo no soy cualquier rival, soy un peleador de élite y esta noche lo demostré", dijo el vencedor tras la contienda.

"Si la gente quiere una tercera pelea, la tendrán", advirtió.

Era el combate del año, todos lo sabían y nadie se la quiso perder: ni leyendas del básquetbol como LeBron James o Scottie Pippen; actores consagrados como Will Smith o Denzel Washington, ni exboxeadores míticos como Mike Tyson, Juan Manuel Márquez y Julio César Chávez.

LEE TAMBIÉN: Gareca le dio esperanzas para volver a la ‘Bicolor’, PERO UNA GRAVE LESIÓN lo aleja otra vez

Las Vegas, capital de México

Decenas de carteles, fotografías y venta ambulante de productos relacionados con la pelea recordaban desde temprano por la mañana que era una jornada importante para la ciudad. El hotel MGM Grand, incluso, subió su característico león dorado al ring, convirtiéndose en uno de los lugares más fotografiados antes del combate.

Miles de aficionados habían viajado hasta Nevada para vivir el evento en primera persona, en su mayoría mexicanos. Así, hombres y mujeres de todas las edades caminaban por las calles de Las Vegas, bajo un sol abrasador, con camisetas y gorras en apoyo de Canelo, al que esperaban ver triunfar unas horas después.

Calles teñidas de verde, blanco y rojo, esperando ver cómo su ídolo se coronaba en la mayor pelea posible. Ante el mejor rival imaginable. Así, entre colores, banderas y rancheras, sonó la icónica "Tragos Amargos", de Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, para júbilo de los presentes, que se desgañitaron con la canción.

Canelo entró a continuación con "México lindo y querido" y el estadio se vino abajo. El azteca había dicho antes de la pelea que iba a noquear a Golovkin y salió a ello desde el comienzo, conectando varias combinaciones poderosas que el kazajo apenas pudo neutralizar.

Con el paso de los asaltos, la batalla se fue nivelando y el mexicano incluso sufrió al final, pero ya había hecho los deberes anteriormente, sumando el triunfo más importante de su carrera.

LEE TAMBIÉN: Mira la maniobra karateca que hizo IBRAHIMOVIC para marcar su GOL 500

Victoria, un año después

En septiembre de 2017, ambos se habían visto las caras, firmando un controvertido empate que no había contentado a nadie.

Entonces las tarjetas fueron de 118-110 para el mexicano, 115-113 para el kazajo y 114-114.

La segunda pelea, prevista inicialmente para el 5 de mayo, tuvo que suspenderse por dos positivos en febrero de Álvarez, que culpó entonces de los resultados a la ingesta de carne contaminada en su país.

Sin embargo, meses después, el mexicano le rompió el invicto a Golovkin y se consagró en un escenario que vibró con cada uno de sus puñetazos.

"Sí se pudo", gritaron emocionados sus compatriotas, exultantes de haber podido presenciar "la pelea del año" para los expertos. AFP




El mexicano Saúl "Canelo" Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin protagonizarán este sábado (10:00 pm / DirecTV y Golden) una de las mayores peleas del panorama pugilístico actual, con varios títulos de los pesos medianos en juego en la segunda parte de una rivalidad que aspira a convertirse en historia eterna del boxeo.

Entre acusaciones de dopaje, certezas de nocauts e intercambios dialécticos entre ambos rincones, Canelo y GGG se subirán al cuadrilátero del T-Mobile Arena de Las Vegas el día de la Independencia de México, un año después de firmar un empate que no convenció a ninguna de las dos partes.

Las puntuaciones fueron entonces de 118-110 para el azteca, 115-113 para el kazajo y 114-114, marcas que provocaron incluso una investigación por la imparcialidad de los jueces.

LEE TAMBIÉN: PAOLO GUERRERO y el TIERNO ENCUENTRO con el niño símbolo de la TELETÓN 2018

La revancha, prevista inicialmente para el 5 de mayo, tuvo que suspenderse por dos controles positivos de Álvarez, que culpó entonces de los resultados a la ingesta de carne contaminada en su país. Una versión que la esquina de Golovkin nunca se creyó. 

"No creo que fuera la carne. No me creo sus historias de la carne contaminada. Expertos determinaron que era dopaje, no carne contaminada. Esas historias no tienen sentido", dijo Golovkin el martes en su llegada a Las Vegas.

"No se puede negar que hay marcas de pinchazos en sus manos y sus brazos. Las marcas de inyecciones eran evidentes (…) por todos lados, en los bíceps, el estómago… podías ver las marcas por todo su cuerpo…", declaró el vigente campeón por la AMB, CMB y la FIB.

Golovkin, quien conservó sus cinturones en septiembre pasado, criticó también que su oponente no quisiera enfrentarle en el ring, corriendo y huyendo de él en vez de confrontarlo directamente, algo repetido numerosas veces en los últimos meses también por su entrenador, el mexicano Abel Sánchez.

LEE TAMBIÉN: ¡LO DIJO UN DIRECTIVO DE LA FPF! Este país se perfila como rival para noviembre

"No ha habido insultos de mi parte. La realidad es que (Canelo) dio positivo y que salió corriendo (durante el combate)", comentó a finales de agosto el técnico de Golovkin, que ha construido con el paso de los años a uno de los boxeadores más temibles de las últimas décadas.

Y es que el kazajo, con su KO al estadounidense Vanes Martyrosian en mayo, igualó las 20 defensas de sus títulos de la leyenda Bernard Hopkins y ahora aspira a romper esa marca ante su némesis.

Ambos púgiles cumplieron con el pesaje en una arena abarrotada de aficionados, en medio del ambiente de fiesta que rodea la ciudad del juego, en el estado de Nevada.

"Canelo" pesó 159,4 libras y el kazajo 159,6, oficializando la contienda que busca dirimir al mejor de los medianos.

El careo entre ambos pugilistas fue interrumpido por empujones entre los dos contendientes y sus equipos de trabajo.

Nocaut

Experiencia contra juventud, veteranía y pegada frente a un gran juego de pies y una derecha temible, Golovkin, de 36 años, frente a Álvarez, de 28, por un triunfo histórico que, si llega por nocaut, será redondo.

"Voy a salir a ganar la pelea. A cumplir mi objetivo desde el primer día que es noquearlo y voy a salir a hacerlo desde el primer asalto", apuntó el mexicano en la conferencia de prensa oficial antes de la pelea.

"Ganar para mi legado es muy importante, voy a ganar el sábado para seguir escribiendo mi historia", añadió.

Algo que dudan desde el rincón de Golovkin, que se ha cansado en repetir que para poder aspirar a noquearlo primero debería enfrentarlo directamente en lugar de mantener la distancia.

LEE TAMBIÉN: Perú negocia partidos con Brasil, Argentina y Chile para fechas FIFA

"Gennady noqueando a Canelo será un servicio público al boxeo y a la industria de la carne en México", dijo Sánchez el jueves.

En caso de victoria de Álvarez, Golovkin no solo perdería sus cinturones sino también un invicto que lleva con orgullo tras firmar 38 triunfos, 34 de ellos por KO y un único empate mientras su oponente tiene un balance de 49 ganados (34 por KO), dos empates y una única derrota, frente al estadounidense Floyd Mayweather.

Todo el mundo tendrá su vista fijada el sábado en una pelea que "trasciende el deporte", como se encargó en recordar el promotor de Golovkin, Tom Loeffler, el miércoles. 

Un combate entre dos boxeadores con cuentas pendientes que definen una era del boxeo. AFP

Deja un comentario