Achmat Hassiem: tiburón le arrancó media pierna e impresiona en Río

Foto:

Impresionante historia del nadador holsudafricano que se luce los Paralímpicos

El sudafricano Achmat Hassiem impresiona en Río 2016, su tercer y últimos Juegos Paralímpicos, a los que llegó desde aquel día en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, cuando un gran tiburón blanco lo agarró y le arrancó media pierna hace una década.

"Mi sobrenombre es el 'chico tiburón' (…) Mi hermano dice que es un título que suena a superhéroe y quiero pensar que lo es", dijo después de competir en los 100 metros libres.

Pensé que era un delfín

Fue el 13 de agosto de 2006, cuando tenía 24 años que Achmat Hassiem y su hermano menor Tariq estaba haciéndose pasar por víctimas en un ejercicio para salvavidas en la playa Muizenberg.

Cuando esperaba para ser rescatado por un bote, notó que un triángulo gris se acercaba a su hermano. Él pensó que era un "delfín o una foca", pero no, era un tiburón.

Temiendo que el bote no llegaría a tiempo, Hassiem comenzó a golpear el agua para tratar de desviar la atención de Tariq. El plan funcionó, su hermano estaba a salvo, pero él terminó sin media pierna por una mordida del gran animal.

Sueños arruinados, nuevo significado

Achmat Hassiem se recuperó, pero sin su pierna se desintegraba el sueño de convertirse en jugador profesional de fútbol. Fue ahí cuando la sudafricana Natalie Du Toit, que ganó varias medallas paralímpicas, le recomendó la piscina. No hubo vuelta atrás. 

"Me adueñé de la piscina como el tiburón del océano", bromeó Hassiem, quien compitió en Pekín 2008, en Londres 2012, donde ganó bronce, y ahora en Río cerrará su carrera.

Lejos de albergar odio o rabia por el animal que casi le quitó la vida, Achmat Hassiem se siente en el deber de detener la sobrepesca que está destruyendo poblaciones de tiburones y amenazan con interrumpir la cadena alimenticia del océano. AFP

Deja un comentario