Uruguay derrotó 1-0 a Egipto con gol agónico de José María Giménez

Uruguay derrotó 1-0 a Egipto con gol agónico de José María Giménez
Foto: EFE

Los uruguayos sumaron sus primero tres puntos por el Grupo A

La selección de Uruguay ganó en la recta final, con un gol de cabeza de José Giménez en el minuto 89, a la de Egipto, en la que no jugó finalmente su estrella Mohamed Salah, este viernes en Ekaterimburgo, en su partido de la primera jornada del Grupo A del Mundial 2018.

Giménez se convirtió en el héroe del partido con su gol en los instantes finales, cuando todo parecía conducir al primer empate sin goles de esta edición de la Copa del Mundo, donde no pudo darse el esperado duelo entre Luis Suárez y Mohamed Salah, ya que ese último, que no juega desde su lesión de hombro hace tres semanas en la final de la Liga de Campeones, no entró finalmente en los planes del entrenador argentino Héctor Cúper para este encuentro.

El primer tiempo fue para el olvido, la apuesta del entrenador Óscar Tabárez a un mediocampo que tuviera el balón se quedó en intenciones ya que el equipo careció de profundidad.

Lo mejor llegaría en los minutos finales con Suárez y Edinson Cavani enchufados, que exigieron al arquero egipcio hasta que el salvador gol del defensa del Atlético de Madrid salvó el debut celeste, que rompió así el maleficio de arrancar los Mundiales sin triunfos.

El triunfo de Uruguay lo deja con tres puntos junto a Rusia, que goleó a Arabia Saudita por 5-0 en el arranque del Grupo A.

REVIVE el MINUTO A MINUTO el Egipto vs. Uruguay:

 

 

PREVIA

Uruguay y Egipto comenzarán este viernes (7:00 a.m. hora peruana), en el Ekaterimburgo Arena, su andadura en el Mundial de Rusia 2018 pendientes de un nombre, Mohamed Salah. La estrella del cuadro norteafricano está recuperada, según su técnico Héctor Cúper, sin embargo, no confirmó si lo pondrá como titular.

El jugador del Liverpool ha conseguido acaparar gran parte del protagonismo de un duelo que, a priori, es favorable para Uruguay, favorita del grupo A.

La lesión de Salah en la final de la Liga de Campeones ante el Real Madrid que le obligó a abandonar el partido en la primera parte, ha sido objeto de debate planetario durante los últimos 20 días.

Este jueves, el seleccionador de Egipto, el argentino Héctor Cúper, se mostró optimista sin perder la prudencia respecto a la presencia de Salah en el césped del Ekaterimburgo Arena, considerando que es segura "casi al 100%" su presencia en el césped el viernes.

Uruguay llega a la cita despreocupada por la presencia o ausencia del mejor jugador del cuadro africano. Recluida en Nizhny Novgorov y rodeada de un ambiente optimista, los hombres de Óscar Washington Tabárez quieren empezar el Mundial para olvidar su irregular legado de Brasil 2014, cuando fueron eliminados por Colombia en octavos de final.

Los cimientos de aquel grupo, la base, sigue intacta. En la defensa, manda Diego Godín y arriba Luis Suárez y Edinson Cavani representan uno de los dúos de atacantes más peligrosos del Mundial. Son los veteranos que tienen que tirar del carro en una selección que presentará un centro del campo renovado.

Una vez recuperados los tres jugadores que tuvieron problemas físicos esta semana (Lucas Torreira, Guillermo Varela y Rodrigo Bentancur), Tabárez podrá iniciar su revolución en el centro del campo, donde la joven hornada de futbolistas charrúas mantendrá el músculo pero, a diferencia de anteriores generaciones, aportará mucha más técnica.

Si el "Maestro" finalmente da el paso y se atreve con la juventud en pleno, Uruguay saltará al terreno de juego con un centro del campo que no llega a los 23 años de media de edad. Matías Vecino, Nahitan Nandez, Rodrigo Bentancur y Giorgian de Arrascaeta, serán los encargados de surtir de balones a Cavani y Luis Suárez, los dos matadores de una selección que no quiere fallar en su estreno.

Egipto, mientras, vivirá un día histórico juegue o no juegue Salah. Pese a ser el equipo más laureado del continente africano, apenas ha dejado huella en los Mundiales.

Sólo suma tres participaciones, la primera en la Copa del Mundo de Italia 1934 y la última hace 28 años, en Italia 1990, en la que cosechó un pobre bagaje: sendos empates con Holanda e Irlanda y un derrota ante Inglaterra que la dejaron fuera de la segunda fase.

Casi tres décadas después, vuelve al escaparate internacional con siete copas de África en las vitrinas y dos nombres propios: el ya citado Salah, estrella indiscutible, y el portero Essam el Hadary, una leyenda del fútbol árabe y africano que, si no ocurre nada extraño, batirá frente a Uruguay el récord de longevidad establecido en Brasil 2014 por su colega colombiano Faryd Mondragon.

El cafetero saltó al campo en los últimos cinco minutos del último partido de la primera fase frente a Japón con 43 años y tres días, superando la marca que ostentaba desde 1994 el no menos mítico atacante camerunés Roger Milla.

El Hadary, apodado "la gran presa", pilar fundamental de "los faraones", lo hará con 45 años y cinco meses exactos, en un récord que parece destinado a durar.

Pero el técnico argentino Héctor Cuper vive pendiente de Salah, que tiene en vilo a todo un país. Desde su lesión en la final de la Liga de Campeones, está en manos del español Rubén Pons, su "fisio" de confianza, con el que ha desarrollado un tratamiento personalizado que podría permitirle jugar frente a los charrúas.

Con él, Egipto deja de ser un equipo plano, bien asentado en el aspecto estratégico, como le gusta a Héctor Cúper, y se convierte en una amenaza al contraataque, vertiginoso en las transiciones.

Desde que el argentino dirige el banquillo, "los faraones" apenas han encajado goles, pero tampoco se han caracterizado por sus grandes registros anotadores.

Asidos a la experiencia en la parte ancha del mediocampista del Arsenal Mohamad Elneny, los egipcios son un equipo serio en defensa con mucha gasolina: la mayor parte de los partidos los ha definido avanzada la segunda parte.

Consultado por Efe, el equipo técnico confirmó que el encuentro contra Uruguay es el más importante, ya que los charrúas parten como favoritos. Todo lo que sea puntuar, insisten, contribuirá al objetivo establecido: avanzar a la segunda ronda, por delante de Arabia Saudí y de la anfitriona, Rusia.

Alineaciones probables:

Egipto: El Hadary; Fathy, Samir, Hegazy, Abdel Shafy; Masry, Hamed; Trezeguet, Said, Sobhy y Salah.

Uruguay: Muslera; Varela, Godín, Giménez, Cáceres; Nández, Vecino, Bentancur, De Arrascaeta; Cavani y Luis Suárez.

Árbitro: Bjon Kuipers (Alemania).

Estadio: Ekaterimburgo Arena.

Hora: 7:00 a.m. (hora peruana)

Deja un comentario