Mundial Rusia 2018: Roberto Carlos se reencontró con la copa que ganó en 2002

Foto: Difusión

El lateral izquierdo fue parte del equipo que consiguió el título en Corea-Japón.

El brasileño Roberto Carlos, campeón mundial en 2002, llevó este viernes a Moscú, a una semana de la inauguración del Mundial, con la copa Jules Rimet, que es exhibida por vez primera en su historia fuera del museo de la FIFA en Zúrich.

"Fue un momento inolvidable", dijo el lateral brasileño sobre el momento en que pudo levantar finalmente la copa en el Mundial celebrado en 2002 en Japón y Corea del Sur tras caer cuatro años antes ante Francia en la final.

El defensa fue el principal invitado a la apertura de la exposición de la FIFA en el corazón de Moscú en un acto patrocinado por una compañía automovilística.

LEE TAMBIÉN: Perú en Rusia 2018: IPD invitó a los hinchas a ver los partidos en el Nacional

Roberto Carlos pudo posar junto a la copa que él ganó con la inestimable ayuda de Ronaldo y Rivaldo, y también junto a la Jules Rimet, que Brasil ganó en propiedad en 1970 al ser el primer país en obtener tres títulos mundiales.

Ambas son de oro macizo, aunque la diseñada en 1928 por el francés Abel Lafleur pesa 1,8 kilos y reproduce a la Diosa de la Victoria sosteniendo una vaso cilíndrico octogonal entre sus brazos y sobre su cabeza.

Mientras, la actual copa pesa más de seis kilos, tiene 36 centímetros de altura y representa a dos atletas, espalda contra espalda, que sostienen sobre sus hombros, con los brazos extendidos, una esfera.

En las paredes del provisional museo de la FIFA en Moscú se exponen también los balones oficiales de todos los Mundiales desde el cosido de Uruguay 1930 hasta el flamante Telstar de la Copa que arrancará el 14 de junio con el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita.

Deja un comentario