Javier Mascherano, el jefe de la Selección Argentina

Se cansó de "comer mierda", sufrió un desmayo en pleno partido y tuvo un cierre histórico.

Por: Luis Francisco Miranda (@mirandavluis)

No necesariamente el capitán de un equipo es su líder. El primero es al que sus compañeros reconocen como el más talentoso, el más laureado, al que le prenden la última vela cuando todo parece estar perdido. En Argentina, Lionel Messi.

Pero el líder es el que logra plasmar con su juego lo que transmite en actitud con el grupo. Es el abanderado que guía a su 'manada' con la balanza en la mano izquierda y la espada en la derecha. En Argentina, Javier Mascherano, el 'Jefe'. 

 

Cuando las críticas llovían, incluso del que ellos consideran el más grande, Diego Armando Maradona, Mascherano dio una muestra de grandeza. 

[LEA: Maradona arremetió contra Argentina por su desempeño en el Mundial]

"Estoy cansado de comer mierda. Salgamos a jugar el partido de nuestras vidas", les dijo a sus compañeros antes de la victoria por 1-0 en cuartos de final ante Bélgica.

Y cuando la arenga debe quedar en el camerino y demostrar el mando en el campo, apareció en momentos claves, importándole poco un desvanecimiento producto de un duro golpe en la cabeza, para enseñarles cómo uno se debe levantar de esos tropiezos.

 

La actitud también obedece a aptitudes. Cuando un zurdazo está a punto de vencer a todo un equipo, un cierre histórico hace crecer su leyenda. Podría vencer a 10 jugadores, menos a él.

[VEA: El genial cruce de Javier Mascherano que impidió el gol de Arjen Robben]

 

"Fue virtud mía, Robben me dio una posibilidad más. Me hace ganar un segundo más a mí. Cuando él toca, pierde un segundo y yo lo gano", explicó el 'jefazo'. Espectacular. Lo pensó y lo hizo.

Hay un plus. Pues en esos momentos en que los nervios asoman, las piernas tiemblan y por la mente pasan muchas cosas, entre ellas regresar a casa, el héroe de la jornada reacciona antes de convertirse en tal.

Sergio Romero, probablemente, no habría podido tener esas dos atajadas que llevaron a su selección a la final, sin antes creer que era posible. 

[VEA: La secuencia de imágenes de los penales que atajó Sergio Romero]

"Hoy, hoy te convertirás en héroe", fueron las palabras de Macherano a 'Chiquito' antes de la definición por penales.

 

Y desde luego todo, absolutamente todo vale la pena si, como lo dijo entre lágrimas, "esto pasa una vez en la vida". Ahora espera tranquilo el domingo, cuando tenga que 'fajarse' de nuevo y jalar la cuerda para su lado.

"Ojalá podamos coronarlo el domingo; más allá del resultado, no tengo palabras de lo orgulloso que estoy con la humildad y el sacrificio. El objetivo era estar en la final", conluyó.

 

Deja un comentario