Pyae Lyan Aung: Futbolista birmano rechaza regresar a su país y solicitará asilo a Japón

El arquero hizo el gesto característico de los manifestantes contra la junta militar birmana | Video: Twitter.

El Ejército birmano ejecutó un golpe de Estado el 1 de febrero que derrocó al gobierno democrático que lideraba la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi

El portero de la selección de fútbol birmana Pyae Lyan Aung ha decido permanecer en Japón tras disputar un partido en este país, donde el jugador protestó por el golpe de Estado militar acontecido en Birmania el pasado febrero.

 "We need justice" (Necesitamos justicia), fue el mensaje que podía leerse en los tres dedos alzados de este futbolista cuando sonaba el himno birmano antes del partido disputado ante la selección japonesa el pasado 28 de mayo en Chiba, en el primer encuentro internacional de Birmania (Myanmar) de clasificación para el Mundial de 2022 desde el golpe.

El deportista birmano, de 27 años, ha decidido permanecer en suelo nipón y solicitar el estatus de refugiado, según declaró a los medios japoneses este jueves, a pesar de que el resto del equipo nacional emprendió regreso a Birmania la noche anterior.

"Levanté los tres dedos porque quiero que se sepa que los jugadores también estamos en contra del golpe militar", afirmó el deportista en una entrevista a la cadena de radiotelevisión pública NHK a principios de este mes, donde subrayaba el miedo a la represión que sacude su país.

"Yo asumo la responsabilidad de lo que hice", dijo refiriéndose al gesto, que se ha convertido en una muestra de solidaridad en el país asiático, aunque se mostró temeroso por posibles represalias hacia personas vinculadas a él.

El futbolista birmano afirmó que le gustaría que "la paz regrese" y que "Japón haga todo lo posible por ayudarles a alcanzar una sociedad justa".

El guardameta se suma así a la comunidad de birmanos en Japón, aproximadamente 35.000 residentes, según datos del Ejecutivo nipón.

Además, unos 2.500 birmanos han solicitado el asilo como refugiados a raíz del golpe de Estado y de la represión violenta de las manifestaciones en Birmania.

La comunidad birmana residente en el archipiélago japonés también se ha manifestado en diversas ocasiones en contra del golpe militar y el Ejecutivo nipón aprobó recientemente la extensión de visados para los ciudadanos birmanos.

Japón es uno de los países que menos solicitudes de estatus de refugiado concede. A pesar de que más de 3.936 extranjeros lo solicitaron, únicamente 47 lo obtuvieron en 2020, de acuerdo a datos del Ministerio de Justicia.

El gesto de protesta del portero se suma al del nadador olímpico birmano Win Htet Oo, quien recientemente decidió no acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para los que estaba clasificado, en señal de rechazo al golpe de Estado militar.

El Ejército birmano ejecutó un golpe de Estado el 1 de febrero que derrocó al gobierno democrático que lideraba la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi y encarceló a parte de su gabinete.

El movimiento de desobediencia civil en contra de la junta militar y las protestas por la democracia acontecidas desde entonces por todo el país han sido reprimidos brutalmente por las fuerzas de seguridad. EFE

ETIQUETAS: japón
Deja un comentario