Águilas Doradas jugó con 7 futbolistas, se lesionó uno y el partido se dio por terminado

El COVID-19 golpea a las Águilas Doradas. | Video: YouTube

Águilas Doradas perdió con un marcador de 3-0 ante Boyacá Chicó al quedarse con 6 jugadores

Águilas Doradas se presentó con 7 jugadores (por casos positivos de COVID-19 en el equipo) y perdió 3-0 ante Boyacá Chicó en la fecha 18 de la Liga colombiana. El partido se dio por terminado a los 79' por la lesión de Giovanny Martínez.

Águilas Doradas saltó este domingo a la cancha con un 1-3-2-1, una atípica formación en la que un portero fue central y tuvo que compartir la zaga con dos centrocampistas porque, pese a que el equipo tiene a 15 jugadores con covid-19 y a otros 7 lesionados, no fue atendida su solicitud de aplazamiento.

El partido de la decimoctava jornada de la liga colombiana le enfrentó con Boyacá Chicó, que lucha por permanecer en primera división y hoy, con 11 jugadores en cancha, goleó por 0-3 y mantuvo así vivas sus esperanzas de evitar el descenso.

Al minuto 78 el mediocampista de Águilas Giovanny Martínez, de 31 años, tuvo que dejar el terreno de juego por una lesión y, ante la imposibilidad de completar los siete jugadores que, como mínimo, debe tener un equipo para poder jugar en Colombia, el árbitro Carlos Ortega dio por terminado el encuentro.

LA PROTESTA

El equipo dorado, que fue dirigido por el asistente Rafael Martínez porque el técnico Francesco Stifano también tiene COVID-19, solicitó desde el jueves que su juego fuese aplazado ante la atípica situación que vive.

La solicitud fue desestimada por la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), que organiza el torneo, y los siete jugadores saltaron a la cancha con mascarillas y cargando dos carteles que decían "Primero la vida" y "#JuegoLimpio".

"Bueno, aceptamos la decisión de Dimayor de jugar este partido, pero queda claro que aquí lo que prima es cualquier otra cosa que la integridad y la salud de nosotros como jugadores", expresó en Twitter el portero Carlos Bejarano, quien tuvo una tarde movida en el estadio Alberto Grisales, de la localidad de Rionegro (noroeste).

Justamente Rionegro es un municipio que hace parte de Antioquia, un departamento que está en emergencia por las elevadas cifras de contagios de COVID-19 y la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Medellín, la capital departamental de Antioquia y cercana a Rionegro, está en una fase crítica por el colapso hospitalario, con una ocupación de las UCI del 98 %, que el miércoles obligó a las autoridades a endurecer las restricciones de movilidad para enfrentar el tercer pico de la pandemia de COVID-19.

"Dimayor aprobó un reglamento al inicio de la pandemia que hoy demuestra que fue ligero y adinámico (obliga a desarrollar los encuentros con al menos siete jugadores)", criticó antes del partido el Águilas Doradas, que es decimosexto y ya no tiene oportunidades de clasificar a los cuartos de final del Torneo Apertura. EFE

ETIQUETAS: águilas doradas
Deja un comentario