Paro cardíaco: causas y por qué ocurre en jóvenes adultos

Conoce cómo reconocer tempranamente los signos que presenta una persona antes de sufrir un infarto

Causas del paro cardíaco

Daniel Peredo, falleció este lunes producto de un paro cardíaco.  El periodista de 48 años sufrió un infarto luego de jugar una pichanga con sus amigos.  Su muerte ha sido inesperada y ha provocado gran conmoción en todos los peruanos.

Esta lamentable noticia nos lleva a reflexionar sobre la importancia de conocer las razones por las que puede ocurrir un paro cardíaco, el mismo que puede darle a cualquiera y a cualquier edad.

¿Qué pasa con un corazón cuando sufre un paro cardiaco?

Rafael Doig, cardiólogo, explicó en DR TV (programa que era transmitido por América) que un infarto ocurre cuando el corazón deja de latir, ocasionando que la sangre no llegue al cerebro ni al resto del cuerpo.

Causas principales del paro cardíaco

  • Ejercicio intenso: el ejercicio provoca una demanda circulatoria y de respiración porque los músculos necesitan más aporte. "Esa demanda hace que haya una mayor necesidad de impulso eléctrico y de fuerza muscular, por lo que si hay predisposición a enfermedades puede manifestarse un paro cardiorespiratorio", explicó el especialista.
  • Mal formación cardíaca: cuando se produce un paro cardíaco repentino en los niños o adolescentes, puede deberse a una enfermedad cardíaca existente al momento del nacimiento. Incluso los adultos que han tenido una cirugía correctiva para un defecto cardíaco congénito todavía tienen un mayor riesgo de paro cardíaco repentino.
  • Arritmia: es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) o del ritmo cardíaco. El corazón puede latir demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de manera irregular.  Esta es también una de las causas más complejas de llevar en su diagnóstico.  
  • Infarto: si se produce un ataque cardíaco, a menudo como consecuencia de una enfermedad grave de las arterias coronarias, puede desencadenar la fibrilación ventricular y el paro cardíaco repentino. 
  • Enfermedad de las arterias coronarias: en este caso, las arterias se obstruyen con colesterol y otros depósitos, lo que reduce el flujo sanguíneo al corazón. Esto puede dificultar que el corazón conduzca los impulsos eléctricos sin problemas.

Factores de riesgo

  • Antecedentes familiares de enfermedad de las arterias coronarias
  • Tabaquismo
  • Presión arterial alta
  • Colesterol en sangre alto
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Un estilo de vida sedentario
  • Beber demasiado alcohol (más de dos copas por día)
  • Los hombres tienen de dos a tres veces más de probabilidades de experimentar un paro cardíaco repentino.

El estrés mata a los más jóvenes

“El estrés es uno de los factores que crece y aumenta el riesgo de que una persona joven pueda sufrir un infarto", dijo José Manuel Sosa, presidente de la Sociedad Peruana de Cardiología al diario Peru 21.

"Muchas veces es estrés laboral, porque a su alrededor despiden gente y le recargan el trabajo o porque el despedido es él; otras veces se trata de problemas familiares. Está comprobado que la mayoría de las personas que sufrieron infartos tiene antecedentes de estrés e insomnio en los meses previos a la emergencia", agregó Sosa.

¿Cómo saber si estoy a punto de sufrir un paro cardiaco?

El cardiólogo Bristan Maraza indicó que existen signos de alerta, por ejemplo, si te cansas muy rápido al caminar, siente una opresión en el pecho y te falta de aire, es probable que una arteria esté obstruida y es mejor acudir a un control médico.

Pero si sientes un dolor muy fuerte en el pecho y en el brazo izquierdo, acompañado de sudoración fría y falta de aire, probablemente ya se trata de un infarto y debes acudir a emergencia.

Fuentes: Clinica Mayo/Peru21