Turquía: Erdogan reaviva el fantasma de la pena de muerte tras referéndum

El presidente turco se muestra determinado a restablecer las ejecuciones pese a advertencias europeas

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. Foto: AFP

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. Foto: AFP

"Lo que George, Hans o Helga puedan decir no nos interesa. Lo que cuenta para nosotros es lo que diga Aysa, Murat, Mehmet o Hatice. ¡Lo que diga Alá!". Este es el mantra de Recep Tayyip Erdogan para mostrar a la Unión Europea (UE) que no le importa su reacción si restablece la pena de muerte.

Oponer nombres europeos a nombres turcos para finalmente invocar a Alá se ha convertido en una técnica retórica clásica de Erdogan para rechazar las advertencias europeas contra el restablecimiento de la pena de muerte en Turquía.

[LEE: Turquía: Erdogan ganó referéndum que le otorga más poderes]

Pese a estos avisos, Erdogan muestra desde hace varios meses su determinación a dar el paso, incluso si una medida como ésta podría suponer el final de la demanda de adhesión de Turquía a la Unión Europea.

Algunos expertos creían, sin embargo, que tras el referéndum del 16 de abril para reforzar sus poderes, Erdogan suavizaría el tono sobre esta cuestión y que sobre todo la pena de muerte era para él un argumento destinado a atraer a los electores nacionalistas.

[LEE: Turquía: autoridad electoral rechazó recursos contra el referéndum]

Pero la misma noche del plebiscito, tras el anuncio de su ajustada victoria, Erdogan demostró lo contrario. Durante un discurso delante de miles de seguidores que gritaban "idam" ("ejecución" en turco), afirmó que se organizaría un referéndum sobre la pena de muerte si el Parlamento no la restablecía. (AFP)