Consejos para que tu mascota no sufra con el collar isabelino

Algunas mascotas sufren incomodidad, incluso depresión por usar el famoso "cono de la vergüenza"

Tips para ayudar a tu mascota con el collar isabelino

Tips para ayudar a tu mascota con el collar isabelino

Cuando un perro o gato se enferma y hay que operarlo es habitual que tenga que usar luego el collar isabelino. Este accesorio es fundamental para que tu mascota se recupere bien, ya que le impedirá rascarse, lamerse o morderse la herida. Sin embargo, para los animalitos este collar puede ser una tortura.

[¿Por qué tu perro te sigue a todos lados?]

El collar isabelino les complica la vida a las mascotas, ya que les resultarles difícil comer, jugar y se sienten raros, nerviosos e incómodos. Los veterinarios sugieren algunas recomendaciones para ayudar a que nuestro perro o gato se adapte al cono:

Acompaña a tu mascota: Lo principal es estar con tu mascota cuando le pongan el collar isabelino. Si se lo ponen en la veterinaria, debemos tranquilizarla, ya que se pondrá nerviosa por la situación. Lo ideal sería ponérselo en casa, ya que es un ambiente que siente más confiable. 

Guíalos: Trata de quitar las cosas con las que puedan chocar o quedarse atascados. Esto le dará más seguridad, ya que se verá capaz de hacer una vida casi normal. 

[Los cachorros aman que les hablen como bebés ¿Y los perros adultos?]

La comida y el agua: Eleva los recipientes de alimentos balanceados y bebederos, para que puedan acceder de manera más cómoda. Si el veterinario te lo permite, podrás quitarle el cono para que coma y beba más tranquilo; si no es posible, busca la forma de que pueda comer fácilmente, sobre todo si no estás todo el día en casa.

Aliéntalo: Si ves que intenta quitárselo o morderlo, debes corregirlo para que deje de hacerlo. Cuando esté tranquilo, dale un premio, para que entienda que está bien ese comportamiento.  

No le grites: Ten mucha paciencia con tu mascota y no le grites, ya que ellas captan nuestra energía.  

Presta atención al agua de sus recipientes: Para asegurarte de que se esté hidratando correctamente, observa el nivel del agua; si no baja, el animal no está bebiendo.

Observa su estado de ánimo: Si está demasiado molesto o deprimido, consulta con su veterinario para evaluar si pueden quitárselo durante cortos periodos, pero siempre bajo la supervisión de una persona responsable.

Busca el collar adecuado: Encuentra el que más cómodo le resulte, ya que hay distintos materiales y cada mascota se sentirá mejor con uno u otro.

No los toques de costado: Al tener la visión reducida se sienten inseguros y pueden morder o rasguñar en el caso de los gatos.

[Tips para proteger a tu mascota ante un desastre natural]

ETIQUETAS: