Marvin se "reencontró" con su madre y la consoló al verla llorar por él

La señora sufrió desde que su hijo partió al más allá. El alma de Marvin viajó hasta su casa y vio a su progenitora llena de lágrimas rezando por él. La escena fue tan conmovedora, pues se ve que el amor de una madre es puro e infinito.

Etiquetas:
gustavo borjas