Tres diferencias marcadas entre la viruela del mono y la varicela

¿En qué zonas específicas del cuerpo aparecen las lesiones de la viruela del mono? ¿Qué síntoma es muy característico para evitar confundirlo con la varicela? Un especialista resuelve estas dudas

Las lesiones que aparecen en tu cuerpo cuando tienes viruela

Ante los casos de viruela del mono identificados en Perú y otras partes del mundo, es probable que además, si aún no te ha dado la varicela, puedas confundirla con la viruela.

Debes saber que la varicela es una infección altamente contagiosa que afecta principalmente a los niños y también a algunos adultos.  Además, es causada por el virus varicela zóster (VVZ).

En diálogo con Utileinteresante.pe, el Dr. Juan Echevarría, médico infectólogo de la clínica Anglo Americana, indica que hay tres formas muy marcadas de reconocer las diferencias entre la viruela del mono y la varicela:

  1. Tipo de lesiones: normalmente, en la viruela aparecen como manchas elevadas, luego evolucionan a vesículas o ampollas, posteriormente, se llenan de pus , se convierten en costra y finalmente terminan en cicatriz.  Todas estas lesiones comienzan casi siempre en el área de la cara, tronco y terminan en las extremidades.  Mientras tanto, en el caso de la varicela es igual, pero la diferencia con la viruela, es que encuentras todas las lesiones en un mismo estadío y en el mismo momento: “Es decir en un área de piel vas a ver pápulas (manchas elevadas, ampollas, pústulas y costras)”, detalla Echevarría.
  2. Ubicación de lesiones: la varicela no provoca lesiones en las palmas de las manos ni de los pies, mientras que en el caso de la viruela sí aparecen ampollas en esas zonas del cuerpo.
  3. Ganglios inflamados: la viruela provoca un crecimiento de los ganglios.  

“Si tienes lesiones en las palmas de las manos, encuentras crecimiento ganglionar debe ser viruela”, resume el médico infectólogo.

Otra enfermedad muy similar a la viruela del mono es el molusco contagioso, el cual afecta principalmente a los niños, pero se manifiesta con lesiones muy pequeñas y no provoca síntomas generales.

Las claves esenciales para prevenir la viruela del mono

El especialista recuerda que con la pandemia de COVID-19 hemos aprendido lo fundamental para prevenir la infección, por ello se debe continuar con el buen uso de la mascarilla, mantener la distancia y el aseo de manos.

“Esta experiencia es fundamental para evitar que, ante un caso de viruela en casa, se disemine a otro lado”.

Finalmente, comentó que algunas personas mayores de 50 años deben haber recibido la vacuna de la viruela cuando eran niños.  “Esa vacuna se supone que te dura para toda la vida.  En este momento los stocks de vacuna que hay en algunos países se están dirigiendo a tratar de controlar los contactos de los casos para apagar el brote”.