Útil e Interesante

¿Por qué recuerdas algunos episodios de tu vida y otros los olvidas?

Un especialista te explica cómo reconocer un olvido benigno y otro que puede ser el inicio de demencia

¿Recuerdas el desayuno que comiste la semana pasada? Probablemente, no.  Pero, si te piden que cantes del Himno Nacional, seguro lo cantarás a la perfección.

Los seres humanos tenemos dos tipos de memoria, entre ellos el antiguo y el reciente, mencionó el Dr. Carlos Sandoval, geriatra y gerontólogo.

"Lo antiguo uno lo tiene fijado en su memoria.  El cerebro recibe diario información, pero también lo depura.  Olvidar es un proceso normal, pero se habla de demencia cuando los olvidos son muy marcados", destacó el especialista.

Además, mientras más recordemos un episodio de nuestra vida o una tarea, más se fortalecerá esa ruta. Por el contrario, si cada vez se evoca menos, la vía por la cual viajaban las neuronas se irá desvaneciendo con el tiempo.

¿Si olvidas algo es porque tienes Alzheimer?

Hay personas que acuden a consulta preocupados porque piensan que están perdiendo la memoria y temen sufrir de Alzheimer, una enfermedad que es un tipo de demencia.

"Hay demencias que debutan con trastornos de conducta o memoria y algunos tienen alucinaciones, pero todas desembocan en un camino común que es la dependencia, con la cual una persona, por ejemplo, no puede salir sola a la calle", precisó.

En otro momento, el doctor Sandoval indicó que la depresión, la hiponatreia que es la baja de sodio o la anemia son condiciones que también pueden afectar la memoria.

¿Cómo fortalecer nuestra memoria?
El doctor Carlos Sandoval dio las siguientes recomendaciones, sobre todo para quienes tienen abuelitos o abuelitas en casa:

  • Leer, pero comentar lo que se lee.  Si se mira televisión, también se debe conversar para asimilar el contenido.
  • Evitar el aislamiento y salir a caminar un rato por el parque.
  • Socializar, pero como estamos en pandemia, se puede utilizar las herramientas tecnológicas, como Zoom y whatsApp.
  • Mantener un control con su médico y no automedicarse.
Deja un comentario

RELACIONADOS