Útil e Interesante

¿Cuánto puede crecer un pulmón que es dañado por la COVID-19?

Un especialista explica, según autopsias realizadas, de qué fallecen realmente los pacientes con COVID-19 y menciona los terribles daños que puede provocar el virus en distintos órganos

Las autopsias son muy útiles para determinar la causa de muerte de un paciente, la extensión y tratamiento de una enfermedad.  En ese sentido, los reportes de más de 40 autopsias, publicadas por los CDC de los Estados Unidos y realizadas en Italia, Brasil, Alemania, Londres y otros países, han permitido conocer de qué fallecen los pacientes con COVID-19 y todos los órganos que son dañados.

Como ya se sabe, la COVID-19 es una enfermedad multisistémica y si bien el pulmón es el órgano que se ve más afectado, no es el único. el Dr. Nicolas Veller, especialista en medicina interna y salud de familia, refiere que la mayoría de pacientes con coronavirus fallecen por hipoxemia (disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en la sangre) o por eventos tromboembólicos, es decir coágulos que se forman en alguna parte del organismo y se dirigen al pulmón.

“Lo que mata al paciente con COVID-19 es la respuesta inflamatoria, causando daño vascular difuso y fenómenos de inmuno trombosis”, señala en este video.

¿Cómo el virus afecta a otros órganos?

El virus ingresa por la vía aérea, se dirige al pulmón y ahí se desarrolla un cuadro de neumonía, que en algunos pacientes es grave.  Cuando el SARS-CoV-2 ingresa a la sangre se disemina al resto de los órganos y provoca una serie de daños, como:

  • Sistema nervioso: encefalitis y hemorragia.
  • Riñón: insuficiencia renal, el paciente no puede orinar.
  • Hígado: cuadro de hepatitis.
  • Médula ósea: cuadros de anemia.
  • Corazón: cuadros de miocarditis.
  • Pulmón: trombosis. 

¿Cómo cambian los órganos de pacientes fallecidos por COVID-19?

Según las autopsias, se encontró úlceras en la tráquea y bronquios, y un aumento considerable en el tamaño del pulmón.

“Según nuestros grandes maestros de la anatomía, el peso absoluto de los pulmones oscila entre 900 gramos y un kilo 200.  Los pacientes con COVID-19 que fallecieron, el peso de sus pulmones se reportó hasta en 3 kilos con 400 gramos debido a edemas y cantidad de líquido”, detalla Veller.

El corazón, de los pacientes que murieron por COVID-19, es otro órgano que aumenta de tamaño y peso.  “Se dilatan las aurículas y ventrículos, probablemente causado por hipertensión pulmonar y áreas de hemorragia y trombosis”, añade el especialista en referencia a las autopsias realizadas.

Veller también comentó que según las observaciones, el riñón disminuye de tamaño.  “Muchos pacientes tienen aumento de la creatinina, hematuria (sangre en la orina)”.

Finalmente, informa que en los testículos se hallaron necrosis (muerte de células o tejidos) e injuria vascular.  Mientras que en el músculo esquelético, áreas de miositis (inflamación de músculos) y necrosis, por ello, el paciente sufre de dolor muscular como si tuviera dengue.

Etiquetas enfermedades Salud
Deja un comentario

RELACIONADOS