¿Los alimentos y bebidas frías pueden empeorar el dolor de garganta?

¿Es mejor lo frío o caliente? Los especialistas responden sobre lo que es más beneficioso para aliviar el dolor de garganta y qué es lo que uno debe evitar verdaderamente

¿Qué es mejor para el dolor de garganta frío o calor?

Probablemente, más de una vez te han recomendado evitar consumir alimentos o bebidas frías si tienes dolor de garganta porque pueden empeorar tu situación, cuando en realidad esto no es del todo cierto. El efecto de consumir algo frío, como un helado, puede aliviar tu malestar.

El dolor de garganta no está relacionado directamente con la acción del virus o bacteria, sino por las sustancias que libera el sistema inmune al combatirlas, lo que estimula las terminaciones nerviosas y, por ende, el dolor. 

¿Cómo ayuda el consumir algo frío al dolor de garganta?

De acuerdo al médico, Vic Armenta, si estás enfermo y te duele la garganta puedes comer algo frío, no es malo y no hará que te enfermes más. Por el contrario, ayuda con el dolor y actúa como analgésico y antiinflamatorio

Es decir, si la zona afectada en tu garganta está enrojecida y afectada, tomar un alimento frío, como un helado o agua, permitirá reducir la temperatura y aliviar el malestar. 

A ello, la Dra. Magdalena Pérez, otorrinolaringóloga, agrega para un informe de Efe Salud que el frío “es un analgésico eficaz por lo que, en cuadros infecciosos faríngeos, tomar bebidas frescas nos puede aliviar el dolor y favorecer la deglución (el comer).

¿Consumir bebidas calientes también ayuda con el dolor de garganta?

Mantenerse hidratado, en general, es muy beneficioso para este y cualquier proceso respiratorio, ya que promueve la salivación y lubrica la garganta. Pero, cuando consumimos una bebida caliente, la salivación es mayor y el impacto sensorial del calor produce confort ante el dolor.

Recomendaciones

Sea calor o frío lo que consumimos, es importante resaltar que la sensación de alivio que se genera solo calma los malestares del dolor de garganta. La Dra. Perez brinda las siguientes recomendaciones, más allá de una medicación necesaria:

No se debe abusar de los productos mentolados pues producen sequedad e irritación faríngea. Asimismo, tenemos que evitar los ambiente secos (por ejemplo debido a la calefacción o al aire acondicionado) o bien humidificar el ambiente. También es importante ventilar a diario”, indica.

Además, la especialista aconseja evitar el sobreesfuerzo vocal y lavarse las manos con agua y jabón para prevenir enfermedades respiratorias más críticas, sobre todo antes de comer.