Útil e Interesante

¿Qué daños puede producir el uso directo de alcohol en las manos?

Una dermatóloga nos explica las alteraciones que pueden ocasionar algunos desinfectantes y cómo debe ser la higiene de manos para evitar inflamaciones o irritación

El lavado frecuente de manos o el uso de desinfectantes es importante para prevenir enfermedades, como el coronavirus.  Sin embargo, el abuso de los mismos, puede producir inflamación o irritación en la piel.

Jackelyn Montero, dermatóloga de Dermatología Perú, mencionó a Útil e Interesante que existen tres tipos de alteraciones que pueden ocasionar el uso directo de alcohol y otros desinfectantes en las manos.

  1. Sequedad de la piel: la piel se sentirá rugosa y áspera.
  2. Dermatitis de contacto irritativa: se presenta enrojecimiento, picazón, ardor o prurito en zona inflamada.  
  3. Alteración de la microbiota cutánea normal: en la piel tenemos bacterias, hongos y parásitos que cumplen una función de barrera, pero al usar los desinfectantes, estos barren con dichos microorganismos que son beneficiosos para nuestra piel. 

 “Al arrasar con esa barrera estaremos más predispuestos a infecciones, como infecciones por hongos”, advirtió Montero.

¿Quiénes están más expuestos a sufrir estas alteraciones en la piel?

Pacientes con dermatitis atópica, psoriasis, dermatitis de contacto o dermatitis alérgica, pacientes con piel seca o urticaria.  “Estas enfermedades crónicas vuelven más sensible la piel”, resaltó la especialista en dermatología.

Entonces, ¿cómo debemos lavarnos y desinfectarnos las manos?
La dermatóloga Montero recomienda para las personas con piel sensible, seca o atópica hacer lo siguiente durante su lavado y desinfección de manos:

  • Usar jabones neutros o sin detergente.
  • Evitar el uso de antisépticos o alcohol en gel de uso cosmético.  “Aquellos que tengan perfume, colorantes o escarcha se deben evitar”.
  • Utilizar cremas hidratantes que aportan agua a la piel y presentan sustancias que reparan y protegen la  barrera cutánea contra el medio externo.
  • Evitar tener contacto directo con sustancias irritantes, como: lejía, pinturas o detergentes.
  • Evitar el uso de guantes sintéticos o de látex.  “Si es necesario utilizarlo, deben colocarse guantes blancos de algodón previamente y encima los guantes de látex o los que deseen”, puntualizó la especialista.
Deja un comentario

RELACIONADOS