¿Por qué acumulas grasa en la barriga, espalda o brazos?

¿Algunas zonas de tu cuerpo se ponen resistentes a disminuir sus medidas, a pesar de la dieta o los ejercicios? Podría ser un problema hormonal. Una endocrinóloga te explica cómo reconocerlo

Si has notado que tu brazo, abdomen o espalda disminuyen o aumentan sus medidas, a diferencia de otras zonas de tu cuerpo; debes saber que no es un signo normal y probablemente sea necesario un chequeo endocrinológico

En conversación con ÚtileInteresante.pe, la endocrinóloga Rosa Rivera señala que, usualmente, cuando una persona aumenta o baja de peso tiene que hacerlo de manera general y proporcional a su cuerpo. 

Pero, ¿por qué ciertas zonas del cuerpo acumulan grasa y es difícil bajar de peso?

La Dra. Rivera explica que existen hasta tres razones que pueden significar problemas hormonales en el organismo:

1. Por resistencia a la insulina

Aunque también es padecido por los varones, un exceso de insulina se observa mayormente en mujeres y suele ser frecuente a partir de los 35 años. Un signo muy común es el aumento de la grasa visceral.

“Lo que hay es grasa entre los órganos que rodean que están dentro del abdomen, pero lo que vemos clínicamente es un aumento del perímetro abdominal, que va aumentando conforme más resistencia a la insulina tenemos, indica la especialista en el video.

La endocrinóloga también resalta otros signos de esta condición, como el color oscuro en axilas y cuello, la dificultad para bajar de peso, el exceso de apetito y la ansiedad por los dulces. 

La resistencia a la insulina se puede manifestar con el aumento grasa visceral.

2. Sospecha de hipotiroidismo

En otros casos, se observa un aumento de peso generalizado que, además, da la sensación de estar hinchados. Según la Dra. Rivera, ello puede significar un problema de tiroides:

“Se levantan con los párpados hinchados, las manos hinchadas, notan que no les quedan los anillos o el calzado. Cuando es un aumento de peso así generalizado puede ser un caso de hipotiroidismo”

3. Existe un exceso de cortisol 

Por otro lado, la especialista explica que cuando existe un aumento de peso desproporcionado en torno a las extremidades del cuerpo, puede tratarse del síndrome de Cushing:

“La cara y el abdomen se ponen bien redondos, pero los brazos y piernas bien delgadas. Sospechamos de un exceso de cortisol, la hormona del estrés, secretada en la glándula suprarrenal y cuando lo secretamos en exceso puede producir este problema”

¿La dificultad para bajar de peso puede se relacionar con la edad de una mujer?

En la etapa de la menopausia las hormonas femeninas disminuyen, lo que también significa empezar a perder masa muscular. Por ello, en zonas como los brazos, la espalda o el abdomen se acumula grasa con mayor facilidad. 

Acumulación de grasa en la espalda.

“En la menopausia bajan los estrógenos y la testosterona. La testosterona es la que mantiene esa firmeza muscular. Antes uno bajaba de peso con mayor facilidad, pero conforme pasa el tiempo es más difícil porque las hormonas van cambiando”, explica la Dra. Rivera.

Finalmente, la endocrinóloga recomienda atender tempranamente con un profesional todos estos signos que muestra el organismo y no normalizarlo, más aún si existen antecedentes familiares.