Útil e Interesante

¿Cómo saber si tienes la piel sensible y qué debes evitar?

Existen ingredientes que se encuentran en tus cremas o cosméticos que empeoran la piel del rostro.  Una dermatóloga te explica como identificar que tienes la piel sensible y cómo cuidarla

¿Has notado que la piel de tu rostro se pone roja de la nada o sientes que te pica? Estos son algunos de los síntomas de la piel sensible.  Por ello, si tienes este tipo de piel, antes de aplicar algún producto, es importante conocerla.

 Soky Del Castillo, dermatóloga, explica en su cuenta de Instagram que la piel sensible es la piel que tiene una respuesta exagerada a los estímulos como:

  •  Si te pones una crema fuerte, tu cara se pone roja.
  • Si te expones al calor, tu cara se pone roja.
  • Si comes picante, tu cara se pone roja.
  • Si reniegas, tu cara se pone roja.
  • Si tomas vino, tu cara se pone roja, etc.

¿Qué productos debes evitar si tienes la piel sensible? 

Nadie puede garantizar qué ingredientes reaccionarán con tu piel, pero hay varios que, en general, deberías evitar y que antes de comprar alguna crema puedes leer:  

  • Sulfatos: son detergentes que generan espuma y se incluyen en muchos limpiadores. El problema es que limpian tanto que arrasan los aceites y grasas de la barrera protectora de la piel.
  • Parabenos: son un conservante, y como tal, es aconsejable que reduzcas o elimines productos cosméticos que lo contengan.  Puede ser precursor de una dermatitis por contacto. No pienses que un producto por tener la etiqueta libre de parabenos ya no puede causarte una reacción ya que puede significar que han sustituido este conservante por otro que también será un potencial irritador de pieles sensibles como el fenoxietanol, Methylisothiazolinone o el DMHydantoin entre otros. Una piel sensible cuantos menos conservantes mejor.
  • Perfumes y fragancias: está comprobado que son potenciales causantes de irritaciones, lo mejor es elegir fórmulas libres de ellos.
  • Aceites esenciales: muchos de ellos son tan irritantes como un perfume, así que es mejor evitarlos.
  • Alcoholes: puede remover los lípidos de tu piel y causar deshidratación, así que ante una piel sensibilizada, mejor evitarlos.  Hay una serie de emolientes que no te causarán daños, pero que por nomenclatura tienen que incluir la palabra alcohol en el nombre de su compuesto, entre ellos están el cetyl alcohol, stearyl alcohol, cetearyl alcohol o el behenil alcohol.
  • Filtros solares químicos: muchas cremas añaden filtros solares químicos que penetran mucho en la piel y son potencialmente perjudiciales, sobre todo para una piel sensible en la que no funciona bien la función barrera, como es la oxibenzona. Opta mejor por filtros minerales que son los que bloquean o reflejan físicamente los rayos de sol por lo que siempre actuarán a capas más superficiales minimizando riesgos.

¿Te puedes exfoliar si tienes la piel sensible? 

La doctora Castillo indica que por lo general una piel sensible si se exfolia se puede irritar muchísimo.  En ese sentido ella recomienda lo siguiente: .

  • La exfoliación debe ser muy delicada, evitando frotar la piel.
  • Usar exfoliantes muy suaves
  • En intervalos espaciados, por ejemplo cada 15 días.
  • Suspender si vemos rojez.
  • Si tienes una piel sensible que tiende a la rojez evita la exfoliación y consulta con tu dermatólogo de confianza.

Tipos de exfoliantes

  • Exfoliantes mecánicos. tienen micropartículas que actúan mediante una fricción contra la piel y en una piel sensibilizada puede irritar llegando a causar incluso micro desgarros, así que lo mejor es evitarlo.
  • Exfoliantes químicos: son ácidos como los AHA (alfahidróxidos como el ácido glicólico), los BHA (ácidos betahidróxidos como el ácido salicílico) o la vitamina C (Ácido cítrico).  Todas las pieles necesitan eliminar células muertas provocando una regeneración que aporte una mayor luminosidad y aumento de la producción de colágeno.  Puedes utilizar los formatos con muy baja concentración de ácidos y comprueba cómo reacciona tu piel. Antes de colocarlo en todo el rostro, prueba en la zona de detrás de la oreja unos días. Otra opción son los exfoliantes enzimáticos que en principio son más suaves y se extraen de frutas, pero siempre hablando de concentraciones bajas y PH menos ácido.

Con información de revista Clara

Deja un comentario

RELACIONADOS