¿Me puedo bañar si tengo fiebre o tos por COVID-19?

Ante la tercera ola de contagios que atraviesa el Perú, una duda frecuente es sobre los cuidados que debe recibir una persona infectada de COVID-19. Entre ellas, si es perjudicial tomar un baño para reducir el malestar de la fiebre o mantener el aseo personal por el verano.

¿Es seguro bañarse cuando uno tiene síntomas de COVID-19?

En diálogo con ÚtileInteresante.pe, el Dr. Victor Cabrera, especialista en medicina integral, un enfermo de covid se puede bañar sin problemas para controlar la temperatura del cuerpo.

El especialista resalta que usar agua en temperatura templada es ideal para el aseo y ayuda al bienestar tanto psicológico como físico del paciente, quien se sentirá refrescado con agua limpia.

Sin embargo, se debe procurar, en lo posible, evitar cambios bruscos de temperatura y no hacerlo por ningún motivo con agua muy fría, ya que puede complicar el cuadro clínico del paciente.

Precauciones al tomar un baño durante una infección por covid

Por su parte, el Dr. Luis Pacora del portal “Hablando de Salud”, refiere tener cuidado con los cambios de temperatura constantes sí pueden desequilibrar la estabilidad de nuestro medio externo e interno.

El sistema neurológico, endocrino y, sobre todo, el sistema inmunológico intentan compensar estas alteraciones, pero a su vez puede afectar la evolución del paciente que está padeciendo de COVID-19.

Asimismo, el Dr. Pacora recomienda mantener la limpieza de los cabezales de las duchas. En un cuadro clínico, el virus va causando una inflamación pulmonar y ello puede ser agravado por infecciones bacterianas provenientes de agentes patógenos que se acumulan en el cabezal de la ducha.

“En un artículo publicado en la Universidad de Colorado sobre un estudio que se había realizado en más de 50 cabezales de las duchas, se menciona que se encontraron diversos microorganismos, sobre todo del tipo mycobacterium avium, la misma familia de agentes patógenos relacionados con la tuberculosis y otros. Estos microorganismos se acumulan en estos cabezales, entran por las vías respiratorias y pueden complicar el proceso con una neumonía”, explica el Dr. Pacora.

Recuerda retomar las duchas de manera progresiva y no todos los días, como recomiendan los especialistas. La infección viral puede durar hasta un mes, así que no bajes la guardia.

Relacionadas