¿Cómo evitar resbalarte con tus zapatos cuando hay llovizna?

Te compartimos truquitos muy útiles para que conviertas tus zapatos en antideslizantes y puedas caminar sin miedo a sufrir algún accidente

¿Cómo evitar resbalarte con tus zapatos cuando hay llovizna?
Truquitos para convertir tus zapatos en antideslizantes

En días de llovizna es probable que al caminar hayas estado a punto de resbalarte, ya sea por hacerlo rápido o porque tus zapatos no te ayudaron.

Si quieres prevenir un resbalón, te compartiremos algunos truquitos muy útiles para que tus zapatos se adhieran bien sobre el terreno que pisas y tu calzado se convierta en antideslizante.

Mira también: [¿Cómo limpiar tus zapatos de gamuza en casa?]

Frotar con una papa: pela una papa por la mitad y frótala sobre la suela de tu zapato.  Espera de dos a cuatro horas para que se seque y luego toma un trapo y pásalo por la suela.  Listo, notarás que la suela está más áspera, ya que el almidón de la papa quedará impregnado en tu zapato.

Rociar con laca: solo debes vaporizar un poco de laca sobre la suela y dejarla secar.  Si puedes llevar un botecito pequeño en el bolso, sería mejor por si hiciesen falta retoques.
Pegar un esparadrapo: corta unos trocitos de esparadrapo y colócalos estratégicamente en la suela. Para que no se noten, coge un rotulador con el mismo color de la suela y píntalo. 

Mira también: [Cómo manejar bicicleta de manera segura en días de llovizna]

Lijar: coge una lija de grano fino y frótalo en toda la suela. Gracias a este lijado, se eliminará la primera capa más pulida de la suela, que es la que resbala. Solo trata de hacerlo con cuidado.

*Si no quieres aplicar los truquitos antes mencionados, asegúrate de llevar un calzado antideslizante y camina con mucho cuidado para evitar accidentes.  

Mira también: [Dos trucos infalibles para agrandar los zapatos que aprietan]

Deja un comentario