COVID-19: ¿Si olemos el humo de cigarro nos podemos contagiar?

Dos especialistas explican qué ocurre cuando percibes el olor del cigarro de un fumador o incluso si has entrado a una habitación que huele a tabaco

Una especialista nos habla sobre el humo de cigarro y la COVID-19

Los contagios por COVID-19 continúan y por ello es importante recordar algunas otras situaciones que nos exponen a la infección del virus, como por ejemplo, el oler el humo de cigarro de un fumador.

Angela Uyen, asesora en políticas de salud en “Médicos sin fronteras”, dijo en comunicación con el programa “Qué está pasando” de TV Perú, que la manera más rápida de contagio es a través de aerosoles, los cuales son partículas muy pequeñas que salen del aire que exhalamos.

“Por ejemplo, si nosotros podemos oler el humo de cigarro a cierta distancia o en una habitación incluso cuando una persona ha dejado la habitación, es que este es un medio de transmisión de COVID-19”, refirió. 

Asimismo, si una persona usa una mascarilla de tela simple que no se ajusta al rostro, también se está expuesta.

Por su parte, el Dr. Huerta dijo que muchos científicos y organizaciones concuerdan con que es obvio que fumar promueve la propagación del coronavirus, pero no por el humo.  “Sino por el aliento de la persona con virus y aerosoles, están mezclados con el humo y tú podrías infectarte (al pasar por el costado de un fumador)”, explicó el doctor en “Sanamente”,

¿Se puede prender el ventilador o aire acondicionado en espacios cerrados?

Si en tu casa, auto, tienda u otro lugar cerrado, donde hay una persona que fuma, es vital que se abran las ventanas.

Una de las peores cosas que pueden ocurrir para la transmisión de COVID-19 es la recirculación de aire acondicionado o con un ventilador en cuarto cerrado, la recomendación es abrir las ventanas y dejar que el aire corra”, precisó Uyen.

¿El protector facial sigue siendo necesario?

Uyen considera que no es imprescindible, por el contrario el esfuerzo es tener una buena mascarilla KN95 bien ajustada al rostro.  Sin embargo, estas no son tan accesibles.

"Para el personal de salud que tiene contacto con pacientes que pueden tocer o estornudar, sí le resulta útil porque estan expuestos a las gotículas, pero hoy en día las personas no están tan cerca de otras como para emitir gotículas en la cara del otro", añadió.

Relacionadas