¿Cómo saber si un producto es natural, orgánico o vegano?

Si buscas este tipo de productos para el cuidado de la piel o maquillaje, en esta nota aprenderás a identificarlos

¿Cómo saber si un producto es natural, orgánico o vegano?
Todo lo que debes saber sobre la cosmética respetuosa con el medio ambiente

Cada vez más, las marcas están incorporando el sello vegan, orgánico y natural a distintos tipos de opciones, desde bálsamos hasta máscaras faciales, pasando por bases de maquillaje y labiales. Ello debido a que entienden la necesidad de los consumidores a ser amigables con el medio ambiente.

Ante ello, es necesario poder distinguir un producto de otro pues en la mayoría de casos no está del todo claro sus diferencias. 

Mira también: [Cosméticos naturales que cuidan tu piel y el medio ambiente]

“Las fórmulas de estos productos, la naturalidad de sus ingredientes y el origen de sus materias primas marcan la diferencia para los consumidores, comenta Alicia Peralta, responsable del Negocio de Care Chemicals de Basf Peruana.

  • Los cosméticos naturales deben tener materias primas naturales y no pueden contener las de la lista restrictiva: siliconas, conservantes, colorantes artificiales, parabenos, ingredientes de origen animal ni óleo mineral. Deben contener una mayor proporción de materias primas naturales, sin la necesidad de que sean orgánicas.
  • Los productos orgánicos para el cuidado de la piel o el cabello deben contar con un 95% de materias primas orgánicas en relación a la cantidad total de materias primas naturales utilizadas en la formulación.
  • La cosmética orgánica procede de materias primas que pasaron por un proceso, que incluye métodos respetuosos con la naturaleza y el medio ambiente.

[Maquillaje: conoce los químicos que debes evitar en tu piel]

¿Cómo reconocer un producto libre de crueldad animal?
Los cosméticos y productos veganos no tienen ingredientes de origen animal ni pueden ser probados en animales.  Suelen pertenecer a marcas “con propósito” que apoyan al sello “cruelty free” y que no testean en animales ni utilizan derivados de animales, como la leche, la cera de abeja, el colágeno o la gelatina.

Por otra parte, las proteínas de trigo se utilizan generalmente en productos capilares, pero el 6% de la población, es decir, 18 millones de personas, son alérgicos al gluten, siendo necesario evitar este compuesto de reserva proteica.

Las soluciones naturales y sustentables son, sin duda, valoradas por una gran parte de consumidores de la industria del cuidado de la piel y el cabello. Por lo tanto, compañías líderes de la industria del cuidado personal trabajan con materias primas básicas, como surfactantes y emolientes, aditivos e ingredientes activos que provienen de recursos renovables, son biodegradables y ecológicos y evitan un impacto ambiental y social negativo.

Mira también: [Cómo cuidar tu piel con productos naturales y hechos a mano]

 

Deja un comentario