¿Por qué tienes mala memoria y qué hacer para fortalecerla?

¿Te andas olvidando de fechas importantes o hasta el nombre de alguien? En esta nota te explicamos las causas de la mala memoria y qué hacer para fortalecerla

¿Por qué tienes mala memoria y qué hacer para fortalecerla?
Conoce las razones por las que tienes mala memoria

¿Tienes mala memoria? o de pronto ¿te olvidaste una fecha de cumpleaños, enviar un correo o peor aún el nombre de una persona? Todos quisiéramos evitar estos escenarios, por ello, cuando la frecuencia del olvido aumenta, es importante conocer las causas y qué podemos hacer para fortalecer nuestra memoria.

¿Por qué tienes mala memoria?
Además de la edad, que no solo afecta a la memoria sino también la capacidad de aprendizaje, la ausencia de Vitamina B12, la falta de Omega3 o problemas emocionales, tales como el estrés o la ansiedad, contribuyen con la pérdida de memoria. Expertos de M1ND, suplemento que ayuda a reducir las distracciones mentales de Jeunesse Perú, nos comparten algunos consejos para lidiar con la mala memoria.

Mira también: [¿Por qué postergar la alarma 10 minutos es terrible para tu salud?]

Truquitos para mejorar la memoria, sobre todo para estudiar

como mejorar la memoria

Mantente activo física y mentalmente
Esto aumenta el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que ayuda a mantener la memoria activa.  Para los adultos, es recomendable 150 minutos semanales, lo que equivaldría a poco más de 20 minutos diarios. Asimismo, la realización de crucigramas, sudoku o leer ayudan a estimular la mente y a fortalecer la memoria.

Alimentación sana y suplementos
Las frutas, verduras, granos, frijoles, nueces y pescado son ideales para la memoria, ya que contienen vitamina B12, magnesio u omega 3, que son esenciales para el desarrollo cognitivo. 

Mira también: [Cinco súper alimentos para ser más inteligente]

Socializa y descansa
Interactuar socialmente con otras personas ayuda a prevenir el estrés, que es uno de los causantes de la pérdida de memoria. Es importante reunirse con familiares o amigos de manera regular, sobre todo para quienes viven solos. Además, dormir es importante para consolidar los recuerdos, y así puedas recordarlos más adelante. Entre 7 y 9 horas del sueño al día es lo recomendado para un adulto.

Organízate y apóyate en técnicas
Puedes anotar los quehaceres en un cuaderno o en el celular y agregar recordatorios.  También puedes apoyarte en la técnica mnemotécnica la cual permite asociar algo concreto a lo que deseamos recordar.  Por ejemplo, usar las iniciales de las primeras palabras de una lista para recordar todos los puntos o memorizar una serie de imágenes o dibujos divertidos.  

Evita realizar muchas actividades a la vez
Esto desviaría tu atención y aumenta las posibilidades de que lo olvides en un futuro.

Alimenta tu memoria todos los días
Al estudiar un poco todos los días, los conocimientos se irán procesando e irán pasando de la memoria de trabajo a la memoria a largo plazo e irás almacenando la información de una forma más adecuada y duradera.

Cuéntale a otro lo que has aprendido
Los educadores y los psicólogos han descubierto que cuando los estudiantes enseñan nuevos conceptos a los demás mejora su comprensión y el recuerdo de los mismos. Para aprovechar esta técnica puedes estudiar con un compañero o pedirle a alguien de tu familia o de tu entorno que te escuche.

Mira también: [Tres métodos efectivos para que tus hijos aprendan matemáticas]

Rompe con la monotonía
Introducir una variante novedosa en tu rutina de estudio aumenta la eficacia de los esfuerzos realizados, ayudando a mejorar la recuperación de la información a largo plazo.  Cambia tus lugares de estudio, intentar encontrar otras horas distintas para estudiar o cualquier otra novedad que te parezca interesante.

Deja un comentario