Útil e Interesante

¿Por qué no debes desechar las mascarillas con la basura cotidiana?

Conoce cómo desechar las mascarillas correctamente, quiénes están en riesgo si se mezclan con la basura y por qué se recomienda cortarlas previamente

Las mascarillas son vitales para evitar el contagio de la COVID-19. Pero, como ya te hemos explicado en videos anteriores, tienen un tiempo de uso limitado, lo que nos lleva a reflexionar sobre cómo desechar las mascarillas correctamente.

Si bien es cierto que los cubrebocas pueden ser reutilizables, dependiendo de las actividades que una persona realice; de ninguna forma pueden reciclarse y necesitan de un espacio diferente a nuestros residuos cotidianos.

¿Por qué no debemos mezclar las mascarillas con la basura convencional?

Las mascarillas que usamos contienen nuestra saliva e incluso si no lo percibes, está presente en forma de microgotas, las cuales pueden propagar el coronavirus o algún otro virus o bacteria. Por ello, son consideradas biopeligrosas.

El desecho de un cubreboca debe realizarse de manera diferente, sin reciclarse, para evitar poner en riesgo a las personas que trabajan recolectando o separando nuestros residuos.

No importa si son nuevas o usadas, las mascarillas no pueden reciclarse, ya que están compuestas de varias capas y tipos de plásticos, que son imposibles de separar para procesarse como reciclaje.

Además, están elaboradas con materiales no degradables, lo que tiene un impacto muy fuerte en el medio ambiente, más aún si terminan en el mar, como ya lo han evidenciado diversas organizaciones en países como China y Francia.

“Están elaboradas de tela no tejida de polipropileno, producida a partir de etileno, el cual es un compuesto químico derivado del petróleo o del gas natural. Por eso tardan alrededor de 450 años en descomponerse, explican en un informe de la BBC Mundo.

¿Cómo desechar las mascarillas correctamente?

Primero, recuerda que debemos lavarnos las manos antes y después de manipular tu mascarilla. Luego, tras agotar su tiempo de uso, puedes hacer lo siguiente:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tirar los cubrebocas en un contenedor de basura cerrado o una bolsa sellada, enfocados netamente en este tipo de residuos.

Al usar una bolsa, deberás marcarlas con un plumón o poner un letrero advirtiendo su contenido, parecido a como se recolectan los desechos médicos en los hospitales a través de una bolsa o contenedor rojo.

Si usas un contenedor de basura, debes observar que esté siempre cerrado para evitar la intromisión de animales o que el viento provoque fugas en el contenido.

Algunos especialistas aconsejan cortar las mascarillas con tijeras, antes de desecharlas para evitar que se reutilicen más de lo debido o incluso que personas inescrupulosas puedan revenderlas.

Finalmente, si estas fuera de casa lleva una bolsa extra para que puedas botar tu mascarilla desechable y luego en un contenedor cerrado.

Parece una obviedad mencionarlo, pero NO tires la mascarilla al suelo ni la dejes en cualquier otro lugar de la calle, sé responsable y cuida el medio ambiente

Deja un comentario

RELACIONADOS