Útil e Interesante

¿Cómo desde nuestro consumo podemos reducir la huella de carbono?

Existen buenos hábitos que podemos incorporar en nuestro día para mantener un planeta más sano y vivible

La acumulación de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, que retienen la radiación solar, produce una elevación de la temperatura media de la Tierra y del agua que la recubre.  

Esto conlleva a diferentes problemas como son: alteraciones significativas en el clima mundial; aumento de la temperatura terrestre; rebrote de enfermedades, etc.  Por ello, la huella de carbono nace como una medida de cuantificar los gases de efecto invernadero que cada persona o empresa, más allá de los grandes emisores, produce a lo largo de su vida.

¿Cómo reducir nuestra huella de carbono?

Desde un enfoque personal, es importante evaluar y conocer qué hábitos generan emisiones de gases de efecto invernadero directas e indirectas en un período de tiempo determinado.  En base al resultado intentar modificar esas fuentes de emisión.

Algunos consejos que puedes incorporar en tu vida cotidiana:

  • Desconecta el cargador de tu celular: Aunque no estés usando el cargador, si lo dejas conectado sigue consumiendo energía y contribuyendo al cambio climático.  Lo mismo pasa con la pantalla de TV, computadora, Blu-ray, DVD, etc. La mejor opción es comprar barras multicontacto, con estas podrás desconectar todas tus máquinas en un solo movimiento.
  • Mantén limpio tu refrigerador: El exceso de bolsas de plástico y empaques, así como mantener el congelador con hielo, hacen que tu frigider necesite más potencia para enfriar, y con ello se gasta más electricidad.
  • La reducción de consumo de plástico virgen y el uso de transporte público o bicicletas en lugar de nuestro auto. 
  • Consumo de marcas verdes y sostenibles: María Lourdes Casal, Supply Chain Head WACAM de Mondelez International, recomienda elegir marcas que implementen acciones por mejorar sus procesos y, de esta forma, disminuir el impacto ambiental no sólo desde toda la cadena de valor y a través de todo el ciclo de vida del producto – desde el abastecimiento de las materias primas hasta su consumo final. 

“Un ejemplo es lo que se desarrolla en las plantas de Mondelēz en Perú y México, en las cuales manufacturamos marcas como Oreo, Field, Ritz, Trident, Halls y Tang, que se realiza con energía 100% renovable. Adicionalmente, el 85% de los empaques de marcas producidas en Perú ya son reciclables, acción alineada con nuestro compromiso de lograr que el 100% de nuestros empaques sean reciclables para 2025”, detalla.

¿Cómo motivar a los consumidores a reducir su huella de carbono?

La directora de Cadena de Abastecimiento indica que es importante que las empresas informen sobre los beneficios que trae dicha acción, resaltando que el futuro depende de las decisiones que tomemos hoy. 

¿Qué prácticas eco amigables practican algunas empresas para reducir la huella de carbono?

Por el lado empresarial, el sector privado también está impulsando el trabajo para combatir el cambio climático.  Por ejemplo, el empleo de energía eléctrica renovable, la disminución del uso de agua en los procesos de manufactura, el abastecimiento sostenible de materias primas y la búsqueda del sello de Cero Residuos para operación de manufactura en Perú, entre otros.

Finalmente, Lourdes Casal comenta que es importante que desde los hábitos de consumo implementemos prácticas que nos permitan disminuir nuestro impacto en el planeta y motivar a todas las empresas a que operen de forma responsable con las comunidades y el medio ambiente. “En este caso, las decisiones de compra son clave para impulsar un cambio sistemático en la industria”, resalta.

Deja un comentario

RELACIONADOS