¿Qué dice la forma y color de las heces sobre tu salud?

Las características de tus deposiciones son una señal de alerta ante posibles complicaciones en tu organismo, conoce cómo identificar heces normales y cuándo consultar con un médico

Esto lo que dice la forma y color de tus heces sobre tu salud.

Aunque parezca poco irrelevante e incluso asqueroso, conocer el significado del color y la forma de las heces puede descifrar muchos aspectos de tu salud, más allá de cuántas veces al día asistes al baño o si padeces de estreñimiento.

Si se trata de la forma de las heces, tus deposiciones pueden adquirir diversas composiciones, que en vista de diversos investigadores y especialistas, puede revelar lo siguiente: 

  • Trozos separados y duros (Tipo 1) o con forma de salchicha, grande y grumosa (Tipo 2): Necesitas más fibra y líquidos. Puede denotar estreñimiento grave e incluso puede ser una señal de hemorroides o fisura anal. El consejo es comer más frutas, verduras y realizar ejercicios.
  • Agrietada en la superficie (Tipo 3), en forma de salchicha o grumos, pero blanda suave y de color café (Tipo 4 y 5): Una deposición normal, las heces son generalmente de este color por la bilis, pero toma más agua.
  • Trozos blandos con bordes irregulares o son líquidas (Tipo 6 y 7): Diarrea y puede que tu cuerpo esté combatiendo una infección. Bebe mucha agua.
Significado de la forma de las heces. (Foto: Bristol Royal Infirmary)

Otra forma de heces es cuando estas es suave, pero se pega en la taza del baño, lo que es un indicador de consumo de mucho aceite o que tal vez tu organismo no está absorbiendo bien los lípidos.

En torno al color de tus deposiciones, las heces deben tener un color marrón para ser consideradas normales. Si bien es cierto, su color puede variar debido a la alimentación, por ejemplo, al comer una betarraga, es importante observar las señales de alerta:

Recuerda que es ideal el consumo de líquidos y de hasta 25 gramos de fibra al día. Evitar las harinas y crear un hábito en torno a los cereales, como linaza, ajonjolí, avena, lo que ayudará a tu cuerpo a expulsar mejor las heces.