Útil e Interesante

Cuatro poderosos beneficios del pepino en tu rostro

El pepino es un aliado de la belleza.  ¿Cómo y cuánto tiempo lo puedes aplicar sobre la piel de tu rostro?

Las rodajas de pepino en los ojos las vemos en revistas, películas o series de televisión.  Probablemente, si nunca te has animado a usarlas, te contamos que esta verdura tiene poderosos beneficios para revitalizar tu mirada.

El pepino cuenta con una alta dosis de agua, vitaminas y minerales. Por ello, este alimento ha sido usado desde la antigüedad para resaltar la belleza natural y el portal Glamour de México nos explica por qué debes animarte a aplicarlo en tu piel:

1. Cutis radiante y previene el acné: gracias a sus propiedades astringentes, el pepino mantiene tu rostro limpio, regula la producción de grasa (para evitar que tu piel brille en exceso) y puede ayudar contra los puntos negros o espinillas.

2. Calma la irritación: el pepino cuenta también con propiedades desinflamatorias y refrescantes que ayudarán a que las áreas afectadas, por insolación o resequedad de la piel, sanen.

3. Combate el envejecimiento prematuro e hidrata la piel: tiene un alto contenido de vitamina C y A, estos suelen ser son componentes que las cremas hidratantes y productoras de colágeno. Por ello, después de una noche en la que te has desvelado, es bueno usar rebanadas de pepino sobre los ojos, ya que te devolverán la hidratación que perdió tu piel a causa de la falta de sueño.

El pepino puede estimular la producción de colágeno y elastina en la piel, hidratando a profundidad y desinflamando incluso las zonas de piel más sensibles (como la que se encuentra por debajo de los ojos).

4. Atenúa las ojeras: el pepino tiene propiedades refrescantes, calmantes y regeneradoras de la piel, por su alto contenido en agua y la gran cantidad de vitaminas que nos aporta, es muy eficaz para luchar contra las manchas oscuras debajo de los ojos.

¿Cómo usar el pepino en el rostro?

Para obtener sus beneficios, puedes lavar y pelar un pepino, retirar las semillas y licuar la pulpa. Una vez lista la pasta, aplícala en tu rostro de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Recuerda que esto es un auxiliar, lo mejor es consultar a tu dermatólogo antes de realizar cualquier cambio en tu tratamiento.

Deja un comentario

RELACIONADOS