Bolivia: Científicos detectan en La Paz la variante "andina" del coronavirus

Según los investigadores, esta variante "podría ser la causante de un nuevo brote en el país"

Bolivia: Científicos detectan en La Paz la variante andina del coronavirus

Bolivia: Científicos detectan en La Paz la variante "andina" del coronavirus. Foto referencial: DUNA

Los científicos de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la estatal de La Paz, detectaron la variante andina del coronavirus SARS-CoV-2 en muestras que tomaron en la sede de Gobierno que podrían causar "un nuevo brote" en Bolivia.

Esta "variante andina", conocida también como Lambda, fue detectada en una investigación del Laboratorio de Genética Molecular del Instituto de Investigaciones Químicas, el Instituto de Seladis y el Hospital San Pedro Claver de Sucre, según un boletín difundido este martes por la UMSA.

Este estudio se realizó con muestras recolectadas en mayo y junio en seis regiones del país para hacer una "vigilancia genómica" y aplicar "métodos de secuenciación genómica".

En las muestras recolectadas se determinó que en las procedentes de La Paz hay la presencia de la variante andina, mientras que en 11 de 18 pruebas se detectó la variante P1 brasileña, según el comunicado.

Estas secuencias fueron verificadas por Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAID) que ahora se encarga de verificar las secuencias del coronavirus en todo el mundo.

De acuerdo a los investigadores de esa universidad esta variante andina "podría ser la causante de un nuevo brote en el país" que además presenta el síntoma de generar problemas intestinales con mayor frecuencia.

"Se sugiere la continua vigilancia genómica para evitar nuevos brotes que podrían ser impulsados por la aparición de nuevas variantes en el país", recomendaron los científicos en el reporte.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud de La Paz (Sirmes), Fernando Romero, confirmó que la variante andina está "causando enfermedades digestivas muy fuertes".

Además resaltó que la variante delta detectada en la India ya está presente en países limítrofes con Bolivia por lo que podría ingresar al territorio boliviano y causar "un rebrote con graves consecuencias para la población".

Romero pidió al Gobierno de Luis Arce como también a las autoridades municipales "tomar medidas" y "hacer una contención en las fronteras", al igual que vacunar a los niños de 12 años para prevenir el contagio.

NO PROVOCA UNA CUARTA OLA
El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, descartó que la variante "andina" genere una cuarta ola y sostuvo que circula en el país desde la "segunda ola" en febrero de este año.

Terrazas indicó que las situaciones que causan una nueva ola son la ausencia de medidas de bioseguridad y la "acumulación de personas susceptibles".

En abril las autoridades en salud confirmaron que en el país hay la presencia de las variantes británica y brasileña que se caracterizan por ser "altamente transmisibles".

Esta variante Lambda tiene presencia en varios países de la región como Perú.

Bolivia continúa la vacunación de su población que desde la pasada semana inició con las personas mayores a 18 años, luego de inocular al personal sanitario, gente con enfermedades de base, mayores de 30 años, periodistas y maestros.

La inmunización con la primera dosis llegó a 2 062 126 mientras que 745 786 con la segunda en el país, que cuenta con vacunas chinas Sinopharm, rusas Sputnik V, Oxford-AstraZeneca y Pfizer, las últimas donadas por el mecanismo COVAX de las Naciones Unidas.

El Gobierno de Luis Arce anunció la pasada semana que se adquirirán seis millones de vacunas Sinopharm que llegarán hasta agosto al país.

Bolivia acumula 446 362 contagios de COVID-19 y 16 985 decesos desde los primeros casos detectados en marzo del año pasado.

Con información de EFE