¿Tu niño no come frutas y verduras? Sigue estos consejos

Una especialista te indica cómo puedes cambiar los hábitos alimenticios en los niños, para evitar ciertas enfermedades por defensas bajas en el organismo

¿Tu niño no come frutas y verduras? Sigue estos consejos

Muchas veces, el rechazo se genera al probar alimentos nuevos en aspecto o sabor

Más allá de que a los padres les saque de quicio que los niños no coman las frutas o verduras, el tema preocupante es tener que lidiar con las enfermedades que sus hijos puedan adquirir, debido a las bajas defensas.

Durante el desarrollo, por lo general, los niños adquieren ciertas actitudes de rechazo al momento de ingerir comidas, debido a que empiezan a probar alimentos nuevos en aspecto o sabor. Sin embargo, como cualquier otro hábito, este puede ser modificado. 

[Cinco refrigerios escolares ricos y saludables]

Según la psicóloga Clare Llewellyn del University College London (UCL), existen diversas estrategias, que debes tomar en cuenta, para lograr que los niños coman frutas, verduras y otras comidas saludables:

1. Introduce el alimento a diario

Empieza por cantidades pequeñas del alimento por un aproximado de 20 a 30 días seguidos. Lograrás reducir el factor miedo y poco a poco, harás que tu pequeño se familiarice con el alimento. El punto es crearle una costumbre hasta que no se note o ellos mismo te lo pidan.

2. Si generas presión, es peor

La psicóloga indica que a mayor enojo y amenazas de parte de los padres, los niños tendrán más aversión por aquel alimento. Lo fundamental será no lidiar con actitudes testarudas, tener paciencia y generar un ambiente de comunicación mutua.

[Cómo saber si un niño o niña presenta signos de autismo]

3. “Una tú, una yo”

Está más que comprobado que los niños adoptan las actitudes de los más grandes, sobre todo de sus padres. Si tú comes sano, tus hijos también lo harán. Además, por ejemplo, puedes partir el alimento en dos, comerte la mitad y mencionar sus beneficios, así generas seguridad en ellos. 

4. Refuerza sus buenas actitudes

A todos los niños les encanta hacer cosas a cambio de un premio. Crea desafíos y retos relacionados a sus hábitos alimenticios. Cuando logren comer bien, festeja con ellos y ofrece recompensas tangibles, como pequeños regalos o salidas.

[Alimentos que producen felicidad y elevan el optimismo]

5. Usa tu creatividad

Otra forma de incentivar a los pequeños es cambiando el aspecto de sus comidas. Puedes presentarles los alimentos con formas animadas o combinarlas de manera divertida con otros alimentos que sean de su agrado. 

6. Evita los refuerzos no saludables 

SI bien es cierto que los premios funcionan, la especialista advierte que estos jamás deben ser dulces o comida chatarra. Es un error común, porque además de ser un hábito poco saludable, solo lograrás que soporten el momento, más no que se familiaricen con el alimento.

Fuente: BBC Mundo

Lee también: [Alimentos para combatir el frío y que te protegerán de resfríos]

ETIQUETAS: