16.02.2020

Trabajadores del Estado reciben exorbitantes bonificaciones gracias a laudos

Pese a que negociar aumentos de remuneración está prohibido por ley en el sector público, algunos sindicatos han logrado sacar la vuelta

Foto: Cuarto Poder

Un grupo de trabajadores del sector público, que pertenecen a sindicatos de empresas estatales, consiguieron incrementar considerablemente sus remuneraciones pese a que esta negociación está prohibida por ley.

Para lograrlo, crearon conceptos delirantes que terminan costándole a los contribuyentes unos 2000 millones de soles al año, aproximadamente.

"Lo que se ha hecho es sacarle la vuelta a la ley de presupuesto para hacer convenios colectivos entre la entidad y trabajadores o irse a laudos arbitrales", explicó Víctor Hugo Montoya, director de gestión de recursos humanos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Cuando el sindicato de una empresa estatal quiere aumento de sueldo negocia con la entidad y si se niegan a darlo, van a un arbitraje.

Reniec, por ejemplo, gasta un tercio de su presupuesto para pagarle a su personal. Anualmente destina 19 millones de soles al año para pagar cierre de pliegos, apoyo educativo y hasta bonos por aniversario.

El caso de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos es más escandaloso. Gracias a laudos, los empleados reciben un bono de 1075 soles por movilidad, 1540 soles por alimentos, 3500 soles por vacaciones, 4800 por escolaridad, 28 500 por cierre de pliego y 52 000 por bonificación al sindicato.

En el caso de la Municipalidad de Chiclayo, cuya precariedad y problemas son evidentes, el sindicato ganó mediante arbitrajes incrementos de remuneración exorbitantes.

Los trabajadores reciben el 60 % de su sueldo por gratificación vacacional, el 50 % por día del trabajador municipal, doble compensación por tiempo de servicio y derecho a lactancia materna hasta que el hijo cumpla 7 años de edad.

Ante la comisión permanente del Congreso, el alcalde de Chiclayo explicó cómo en su comuna los trabajadores han obtenido bonos de 9000 soles por día de San Valentín, otro igual por el día del trabajo y uno de 10 000 soles por el día de la escobita.

"Esto socava los presupuestos de la municipalidad. El 57 % se va en gastos de personal, solamente para un pequeño grupo de sindicatos se van 20 millones de soles anuales. Es un problema de Chiclayo", dijo.

Y lo insólito es que en esta municipalidad los cargos se heredan de padres a hijos.

Otro caso es el de la municipalidad de Huaraz, cuyos trabajadores reciben bonos por vacaciones, función pública, capacitaciones, vestuarios, aniversario de Huaraz, incremento de base tributaria, promoción turística, semana santa, día del padre, de la madre, esmero técnico y profesional y hasta por el cumpleaños del trabajador.

Según el MEF, unos 2000 millones de soles del presupuesto se destinan al pago de beneficios remunerativos adquiridos a través de negociaciones colectivas y laudos.

El Decreto de Urgencia 014 busca poner freno a esta situación para ordenar la planilla del Estado y crear escalas de pago coherentes y transversales a todo el sector público.

La CGTP está de acuerdo con la norma pero sostiene que se debe hacer algunas modificaciones. Este grupo convocó a un paro nacional el 19 de marzo para exigir, entre otros reclamos, que se derogue la norma.

LEE TAMBIÉN: Humala y Heredia habrían recibido más de $16 millones del Club de la Construcción

Etiquetas: Estado , planillas, MEF, Cuarto Poder,