Vientre de alquiler: enfermera que llevó embarazo subrogado da detalles del caso

Isabel contó cómo conoció a la pareja de chilenos y las razones que la motivaron a ofrecerles su ayuda

Jorge Tobar y Rosario Madueño (Foto: Beneficencia de Lima)

Los seis días que estuvieron presos en el Perú los ciudadanos chilenos Jorge Tobar y Rosario Madueño no se los devolverá nadie. Acusados de falsificación de documentos y trata de menores en su modalidad de venta de niños, fueron separados de sus hijos recién nacidos y privados de su libertad únicamente por haber hecho todo lo posible por convertirse en padres tras casi una década de intentos fallidos.

Isabel es el nombre la mujer peruana que gestó a los hijos de la pareja mediante la técnica del vientre subrogado. Ellas es una ex enfermera de la clínica Concebir, a donde llegaron los esposos chilenos para someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

Isabel llegó a un acuerdo con ellos el año pasado en el que se ofrecía a llevar el embarazo de los hijos de la pareja. Rosario no podía concebir así que tuvieron que recurrir a dos óvulos donados que fueron fertilizados con espermatozoides de Jorge Tobar en la clínica del Dr. Luis Noriega. Un procedimiento.

LEE MÁS: Pareja de chilenos se reencontró con sus bebés recién nacidos

Cuenta Isabel que durante el embarazo, la pareja chilena viajaba esporádicamente a Lima para seguir de cerca el proceso y cuando no podían venir, ella hacía que los fetos escucharan las voces de sus padres por el celular.

Todo marchaba viento en popa hasta que a fines de julio empezaron las contracciones, dos semanas antes de lo previsto. El encuentro con los bebés fue como lo esperaban, ya con ellos en brazos, regresaban a Chile, cuando finalizaba el sueño y empalmaba con la pesadilla, Jorge Tobar y Rosario Madueño fueron detenidos en el aeropuerto Jorge Chávez el pasado 25 de agosto.

Algo no encajaba en los documentos: los niños, inscritos con los apellidos de ambos, habían nacido el 28 de julio pero la pareja había ingresado al Perú al día siguiente. Entonces, Rosario les explicó a los agentes que ella no había dado a luz a los niños, pero que estos eran hijos suyos y de su esposo.

LEE MÁS: Vientre de alquiler: pareja de chilenos recobró su libertad

Pero pese a todas las explicaciones ofrecidas y sustentadas con documentación, la Fiscalía los acusó de haber falsificado documentos y de ser parte de una red de trata de personas que vende niños. Y el Poder Judicial sin más ni más, ordenó 12 meses de prisión preventiva para la pareja chilena.

¿Es el vientre subrogado un delito en nuestro país?

Existe un vacío legal pues las técnicas de reproducción asistida no están reguladas. Por ejemplo, ¿cómo inscribir a un recién nacido con los apellidos de los padres genéticos si el acta de nacido vivo lleva el nombre de la mujer que da a luz? La pareja chilena y el doctor Noriega le hicieron la consulta legal al abogado Enrique Varsi, quien opinó que lo más práctico era elaborar una nueva acta de nacido vivo con los datos de los padres chilenos e inscribir a los niños con este documento en Reniec.

Pero para la Policía, la fiscal y la jueza, la segunda acta es apócrifa y con ella se llevó intencionalmente a Reniec a incurrir en un error. Para la fiscal Edith Chilitupa, sólo existe una verdad: que la madre de los niños es Isabel.

El delito de trata de personas tiene una pena máxima de 25 años de cárcel y para que se configure tiene una serie de requisitos que en este caso no se cumplen ni por asomo ¿Cómo entender entonces que una fiscal especializada en trata de personas tipifique como trata un hecho que no es ilegal de acuerdo a nuestra legislación?