La situación actual de las vacunas contra la COVID-19

Lo que ha llamado la atención es que en los dos discursos presidenciales de esta semana ha estado ausente el clásico anuncio de las 38 millones de dosis de Sinopharm

El gobierno peruano tiene desde hace algunos meses la propuesta de la vacuna Sputnik y el acuerdo sigue esperando

Asegurar la vacunación masiva contra el COVID-19 fue uno de los puntos de promesa y de discursos en esta campaña electoral. Pero no con data precisa y menos con proyecciones. Tampoco se observó en los planes de gobierno de los candidatos, ni siquiera en los más detallados y trabajados, es decir, los de Fuerza Popular, Juntos por el Perú y Partido Morado. Ni qué decir de los otros planes. Por ejemplo, el de Perú Libre, del candidato Pedro Castillo, no se ocupa siquiera de la pandemia.

El lento ritmo de la adquisición de vacunas contrasta con el rápido avance de la pandemia y la desazón del grueso de la población vulnerable, que aún no es inmunizada. Adultos mayores de 80 años esperan ser vacunados, en tanto que en colegios profesionales se ha vacunado a gente que no estaba ni en la primera ni en la segunda línea de fuego en la batalla contra el COVID-19.

Hasta el 28 de julio próximo, cuando ocurra el cambio del mando presidencial, habrán llegado al país, en teoría, según cifras oficiales, 8.9 millones de dosis, para vacunar a poco menos de 4 millones y medio de peruanos. Si el Gobierno se ha trazado la meta de inmunizar a cerca de 25 millones de personas mayores de 18 años, entonces, tenemos que para cuando asuma el nuevo gobierno, la vacuna sólo habrá llegado al 20 por ciento de la población objetivo.

¿Saben los candidatos esto? ¿Saben cuántas vacunas llegarán hasta el 28 de julio y cuántas hasta fines del 2021? Esta semana llegó un nuevo lote de 200 mil dosis de vacunas Pfizer y el presidente Francisco Sagasti reiteró las cifras ya conocidas.

“A la fecha ya hemos suscrito varios acuerdos de suministro con Sinopharm, por 1 millón de dosis, Pfizer, por 20 000 150 dosis, AstraZéneca, por 14 000 040 dosis, a las cuales se suma el acuerdo que se ha logrado con la Facilidad Covax de 13 200 000. Todo esto nos asegura durante este año el suministro de 48 millones de dosis. Es decir, de cero, en unos pocos meses hemos pasado a asegurar las vacunas necesarias para vacunar a todos los adultos mayores de 18 años en nuestro país”, dijo el presidente Francisco Sagasti.

Por el poco orden de las cifras que de cuando en cuando entrega el gobierno, es clave en esta etapa sincerar los números de las vacunas y que la ciudadanía sepa qué va a pasar con el proceso de vacunación.

La información que vamos a entregar no proviene del Ministerio de Salud, entidad a la que se la solicitamos pero que no nos la proporcionó, sino de la Cancillería y de otras fuentes oficiales.

Con las 200 mil dosis de Pfizer recibidas el miércoles por el presidente Sagasti y las 250 380 anteriores, que son parte de un lote mayor negociado directamente con el laboratorio, más las 117 000 de Pfizer conseguidas a través del mecanismo Covax Ficility, y el millón ya conocido de Sinopharm, el Perú cuenta, hasta este día, con 1 567 380 dosis.

Pero hasta junio seguirán arribando, se supone, o al menos eso ha prometido el Gobierno, más vacunas Pfizer a través del trato directo con el laboratorio, y otro tanto de Pfizer y de AstraZéneca vía el Mecanismo Covax.

Entonces, hasta el 28 de julio tendremos adicionalmente 5 300 170 dosis de Pfizer compradas al fabricante; otros 827 190 de Pfizer del Mecanismo Covax y 1 269 000 de AstraZéneca del Mecanismo Covax. En total, 7 396 360 dosis.

Cifra que sumada al número de dosis que han tocado tierra hasta hoy, resulta 8.9 millones de dosis. Eso es lo que, en teoría, está garantizado a través de acuerdos y contratos ya suscritos por el gobierno peruano.

Las 40 millones de dosis restantes que ya son parte de los acuerdos ya cerrados, deberían  estar en el país en el segundo semestre, pero no desde agosto. Según ha señalado Sagasti, será desde setiembre, lo cual no es aún del todo preciso. Esas vacunas serán recibidas por el siguiente gobierno. Allí estarían los 48 millones de dosis prometidas por el presidente Sagasti y su gobierno.

El gobierno peruano tiene desde hace algunos meses la propuesta de la vacuna Sputnik y el acuerdo sigue esperando. La vacuna ha sido aprobada por 58 países, todavía no por la Agencia Europea de Medicamento, EMA, ni por la FDA norteamericana. Digemid de Perú tampoco aprueba hasta el momento. 

Johnson & Johnson es otra alternativa señalada por el gobierno, de igual modo la nueva marca alemana Curevac, que pronto culmina su fase 3 y que ya ha empezado a ser adquirida por varios países europeos.

Lo que ha llamado la atención es que en los dos discursos presidenciales de esta semana ha estado ausente el clásico anuncio de los 38 millones de dosis de Sinopharm. Pareciera que el escándalo hubiera retirado de la agenda gubernamental a la marca china.