Tras el rastro del testigo: Eddy Villarroel Medina salió del país

El testigo clave en los casos de Vladimir Cerrón y Guillermo Bermejo abandonó el Perú esta semana

Foto: Cuarto Poder

Esta semana Eddy Villarroel Medina, conocido como Sacha, salió del país pese a que la frontera terrestre está cerrada. Encontró en el río Desaguadero, límite de Perú con Bolivia, una ruta de escape para evitar represalias.

Contexto: Villarroel contó a Cuarto Poder sus relaciones con Vladimir Cerrón, con los Quispe Palomino y la reunión que tuvo en un sauna de La Victoria con un abogado de Perú Libre que, según sus palabras, intentaba comprar su silencio.

Relevancia: Villarroel afirma ser aborrecido por Sendero Luminoso y que por eso que hay sicarios en busca de su cabeza. Explicó que uno de los objetivos de los Quispe Palominos era desarrollarse política mente, buscando alianzas con organizaciones legales.

Opiniones: "Dentro de la estrategia de estos grupos, los Quispe Palomino es el desarrollo del brazo armado militar y otro es el desarrollo político, bajo ese frente mi persona también ha sido invitada. Perú Libre es parte de esa integración de Perú Libertario", apuntó Villarroel.

"Estoy saliendo del país por las constantes amenazas de muerte hacia mi persona. Se han capturado algunos sicarios en la selva central y hemos tomado la decisión de salir fuera del país", expresó.

"El tema del sauna ocurrió a raíz de que unos abogados en representación de Perú Libre y de Guillermo Bermejo, Guido Bellido y Vladimir Cerrón me pidieron callarme y me ofrecieron dinero para tener mi silencio y una salida fuera del país. Yo no acepté y denuncié al Ministerio Público", dijo.

Datos: El Ministerio Público dejó ir a uno de sus testigos más importantes que hasta dice contar con videos que demostrarían la participación directa de emisarios del partido de Gobierno en sobornos para torcer declaraciones ante la justicia.