La otra prueba falsa: Bruno Pacheco adulteró examen de covid-19

Ex secretario de general Palacio de Gobierno tomó información de joven administradora.

Bruno Pacheco falsificó prueba covid (Foto: Cuarto Poder)

Esta indignada joven se llama Kelly Regente Eguiluz, tiene 31 años y es administradora de profesión. Su prueba covid-19 fue adulterada nada menos que por Bruno Pacheco, el exsecretario General de Palacio de Gobierno, para evitar rendir cuentas ante la justicia. 

“Esta es mi prueba covid que me la realice el 18 de diciembre y ustedes vienen a buscarme y me doy con la sorpresa que el señor (Pacheco) ha usurpado mi nombre y mis datos para tener una prueba covid de resultado positivo”, comentó. 

“Obviamente me siento súper indignada porque creo que no es normal que una persona haga esto ¿no?. Pero yo lo voy a denunciar ante la fiscalía también por usurpación de datos”, agregó. 

Bruno Pacheco utilizó el código de la prueba de antígeno de Kelly Regente. Le cambió el nombre, la fecha y hasta el resultado del examen médico. 

“Es el código 12908-21, pero aparece con el nombre de otra persona, el nombre es Arnulfo Bruno Pacheco y el resultado/ Es positivo. Y qué han hecho entonces con eso. / ¿Conoces al señor Bruno Pacheco? / Nooo. / El exsecretario de Palacio de Gobierno/ No te creo”, fue la conversación que le realizó Cuarto a Poder a la agraviada. 

Esta es la prueba de Kelly Regente. Aquí aparece su nombre completo y otros datos personales. También la fecha de la toma de muestra y del resultado, 18 de diciembre de 2021. 

El resultado del examen arrojó Negativo para Covid19. Ahora veamos la prueba falsa de Bruno Pacheco. Lleva el mismo código de la prueba de Kelly Regente, pero aparecen los datos personales de Pacho y una fecha distitna de la toma de muestra. 20 de diciembre de 2021. Este dato es clave. Luego veremos por qué.

El resultado de la prueba de Pacheco consigna que es Positivo para Covid 19. Pero se trata de un resultado falso. 

La adulteración de la prueba fue confirmada por el propio laboratorio donde supuestamente acudió Pacheco a tomársela.

Cuarto Poder conversó con Gisella Valera, jefa de Operaciones del Laboratorio Xecuenxia. 

“Está prueba practicada al señor Bruno Pacheco con código 12908-21 con resultado positivo ¿es una prueba verdadera o falsa? / Es falsa”.

Según el documento presentado por Pacheco, el test se practicó en el laboratorio XecuenXia.   

“En nuestro laboratorio no tenemos registrado al señor Arnulfo Pacheco Castillo con ninguna atención en la fecha que él indica. 3 32 Claramente se ve que este señor Arnulfo ha adulterado la prueba y ha utilizado el nombre de nuestro laboratorio. 3 18 ¿Por qué es falsa la prueba? Porque ese número de orden registra a nombre de otra persona de sexo femenino y resultado negativo”, dijo Valera.

¿Para qué necesitaba Bruno Pacheco una prueba falsa con resultado positivo de COVID 19? La respuesta es sencilla. Buscaba evitar rendir su declaración ante la fiscal Norah Córdova, titular del segundo despacho de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

“Soy el principal interesado en que esto se solucione y se dé respuesta a todo lo que se me está imputando”, comentó Bruno Pacheco.

Pacheco, investigado por Tráfico de Influencias, estaba citado por la fiscal Córdova para el 23 de diciembre, pero el 21 de ese mes, ingresó al Ministerio Público un pedido de reprogramación de la diligencia. Aquí adjuntaba la prueba falsa para demostrar que estaba enfermo.

Estaba enfermo para declarar ante la fiscalía, pero no para dar entrevistas.

“Yo actualmente estoy con COVID. Entonces, es el momento de la concertación nacional, es el momento de pelear contra el mal”, dijo en una entrevista realizada el 22 de diciembre. 

La gravedad de este asunto tiene ribetes penales. Romy Chang, especialista en derecho penal, se pronunció al respecto: “Nuestro Código Penal contempla que el uso o la utilización de un documento que es claramente falso constituye un delito contra la fe pública que se sanciona con una pena que va desde los 2 a 4 años, cuando el documento es privado como ocurre en este caso”. 

Cuarto Poder intentó recoger la versión de Bruno Pacheco, pero no respondió nuestras solicitudes de entrevista. Mala nota para este profesor.