Pedro Castillo: "No somos comunistas, no hemos venido a expropiar a nadie"

En la sesión del Consejo Permanente de la OEA, el presidente agregó que la pandemia de la COVID-19 desnudó diversas realidades

Foto: Presidencia Perú.

El presidente Pedro Castillo expresó que su gobierno no es uno comunista ni que se busca la expropiación o ahuyentar a las inversiones. 

En la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), Castillo señaló que su gestión ha sido estigmatizada cuando buscan realizar cambios en sintonía con la población y realizó un llamado a los inversionistas y empresarios para que vayan al Perú.

"Cuando vemos de que queremos cambiar las cosas en sintonía con los hombres de abajo, muchas veces nos hemos visto estigmatizados. Nosotros no somos comunistas, no hemos venido a expropiar a nadie, no hemos venido a ahuyentar las inversiones. Por el contrario, a llamarlos a los grandes inversionistas, a los empresarios para que vayan al Perú, para que lleguen al Perú", sostuvo el mandatario.

Agregó que el país es inminentemente minero y con bastante riqueza, pero que "debe sentirlo el hombre más común". Asimismo, declaró que la corrupción es un gran problema en el país y que "tenemos corruptos hasta para exportar".

"La pandemia ha desnudado muchas realidades"

Castillo señaló que la pandemia de la COVID-19 ha desnudado diversas realidades, añadiendo que el problema de la salud es uno histórico.

"Tenemos que decir que, para nosotros, el problema de la pandemia, el problema de la salud en el Perú y creo que en el mundo no es solamente un problema sanitario. En mi país, es un problema histórico. Hoy en día entiendo, esta pandemia ha desnudado muchas realidades", expresó el jefe de Estado.

Castillo indicó que existen menores de edad con plomo en la sangre, ciudadanos en la selva con tuberculosis, pueblos desintegrados, así como hospitales colapsados y colas de personas enfermas para recibir medicamentos desde antes de la pandemia.

Por ello, señaló que su gobierno luchará para que la salud se convierta en un derecho constitucional, al igual que la educación y la alimentación. El mandatario apuntó a que también existen otros problemas en el país, como la inseguridad, la delincuencia y el narcotráfico, por lo que pidió "que se agenden estos grandes problemas que tienen los países".

ETIQUETAS: