Nueva York obliga a policías y bomberos a vacunarse contra COVID-19

Alcaldía promete pagar 500 dólares en la próxima nómina a los trabajadores que hayan recibido la primera dosis antes del 29 de octubre

Video: Canal N

Después de los profesores y el personal sanitario, la alcaldía de Nueva York obligará a la policía, bomberos y al resto de trabajadores municipales a vacunarse contra el COVID-19, una decisión en la estela de otros estados y ciudades que trata de torcer el brazo a los antivacunas.

El alcalde demócrata Bill de Blasio anunció que a partir del 1 de noviembre, todos los empleados municipales, entre ellos "la policía, los bomberos y los recolectores de basura" tendrán que presentar un certificado de vacunación para poder seguir trabajando.

"La batalla está lejos de haber terminado", advirtió de Blasio en una conferencia de prensa. "La vacunación ha hecho una diferencia y tenemos que ir todavía más lejos" y la "vacuna es la forma". 

Tras elogiar el desempeño de los trabajadores esenciales a lo largo de la crisis sanitaria, dijo que "es hora de que muestren a su ciudad el camino para acabar con la pandemia de una vez por todas".

La orden viene con un incentivo: promete pagar 500 dólares en la próxima nómina a los trabajadores que hayan recibido la primera dosis antes del 29 de octubre. A partir de esa fecha, los recalcitrantes dejarán de recibir su salario "hasta que presenten una prueba de vacunación" o incluso podrán perder su empleo, como ya ha ocurrido entre profesores y personal sanitario que se han negado a vacunarse.