Una mujer tuvo que fingir estar muerta para escapar de golpiza de su expareja

"Me daba golpes, me decía que me iba a matar, que si no era para él no era para nadie", narró la víctima

Foto: AN

Una madre de familia, identificada como Jusmery Pérez, tuvo que fingir estar muerta para salvarse del brutal ataque de su expareja: él la cortó y la golpeó en la cara en un hotel ubicado en el distrito de San Martín de Porres.

"Me daba golpes, me decía que me iba a matar, que si no era para él no era para nadie y que no iba a aceptar que lo dejara. Me daba puñetazos, golpes con el teléfono, en el pecho también tengo heridas", relató la mujer de 41 años.

Todo inició cuando acordaron encontrarse con su expareja, el ciudadano venezolano José David Argüello para la entrega de un dinero, tomaron unas cervezas y luego fueron a un hospedaje ubicado en San Martín de Porres. 

Las cámaras de seguridad captaron todos los movimientos del sujeto. La víctima tuvo que hacerse la inconsciente para que el sujeto no la siga agrediendo, luego de eso logró huir corriendo para salvar su vida. 

"Me hice la muerta, tranqué la respiración, me levantó un brazo, me lo suelta y dice sí, ya la maté", contó la mujer. 

El sujeto intentó huir pero encontró la puerta cerrada. Luego los dependientes le abrieron la puerta. No es la primera vez que agrede a Jusmery y en su país tiene denuncias por agresión.

La madre pide ayuda psicológica y que la Policía encuentre al sujeto que es denunciado por tentativa de feminicidio.