Mujer denuncia que su expareja se llevó a la hija que tienen en común

Dos miembros de la comunidad LGTB esperan llegar a una conciliación, aunque la normativa peruana no prevé este tipo de casos

Foto: Cuarto Poder

Sandra Legua vive una pesadilla. Su expareja, María Teresa del Castillo, se llevó con engaños hace una semana a la hija de un año y medio que tienen en común. Ambas vivían en un departamento en Surco.

Hace dos años, ambas decidieron tener una hija, motivo por el que viajó a Canadá. Sandra fue la gestante, aunque el óvulo no le pertenecía, pero llevó 9 meses a su pequeña.

Entonces la niña nació en Canadá, país en el que sí se protege la figura de las dos madres o dos padres para un menor.

El problema en el Perú es que debido a la legislación, la niña no puede ser inscrita en el Reniec, sino solamente la partida de nacimiento de Montreal.

Los problemas vinieron tras el parto. Según Sandra, el comportamiento de su pareja fue distorsionándose y comenzaron los problemas. Entonces en una visita a San Bartolo, afirma Sandra, su expareja ejecutó un plan para llevarse a la niña.

Al final, las leyes del país no protegen este tipo de casos, por lo que se ha puesto nuevamente en palestra la necesidad de legislar sobre unión civil, matrimonio igualitario o temas que permitan evitar este tipo de vacíos.

La defensa de María Teresa del Castillo aseguró que el lunes 13 de enero asistirá a una conciliación. El tema aún está pendiente de resolución.

ETIQUETAS: